Publicador de contenidos

reportaje_ucrania_natalia-ibiricu

La iniciativa de Natalia Ibiricu

REPORTAJE

28 | 03 | 2022

Texto

FotoManuel Castells

Son muchos los empleados, estudiantes y antiguos alumnos que han puesto en marcha distintas iniciativas solidarias desde que estalló el conflicto entre Ucrania y Rusia hace un mes. Es el caso de Natalia Ibiricu, administrativa de Cima Lab Diagnostics, que comenzó una campaña de recogida de fondos para acoger a familias ucranianas en Pamplona.

¿Cuándo y cómo surgió esta iniciativa?

Todo surgió a partir de un mensaje que me envió mi amiga Amaia Cía la noche del 1 de marzo. La fecha es importante porque demuestra lo rápido que se puede hacer algo cuando recibes apoyo de la gente. En su mensaje me preguntaba si le quería acompañar en coche a Polonia para llevar a los refugiados productos de primera necesidad y traer a Pamplona a familias ucranianas. Tras pensarlo 5 minutos con mi familia, le contesté que sí.

Pero los planes iniciales cambiaron, ¿verdad?

Así es. Maduramos la idea junto a otras amigas, Sofía y Elena, y vimos que, puestos a recorrer tantos kilómetros, era mejor viajar en autobús para poder traer a más personas. A partir de ahí todo fue rodado. Nuestro entorno se volcó de forma impresionante. Cada uno ayudó en lo que pudo: desde crear la plataforma de crowdfunding, difundirla entre sus contactos, localizar a las personas dispuestas a hacer el viaje, hablar con las empresas de autobuses, o contactar con posibles familias de acogida en Pamplona. La respuesta fue impresionante, así que ya no había marcha atrás. También contactamos con la Asociación Segunda Familia para que nos respaldara como asociación.

Y por fin, el 10 de marzo, salió el autobús rumbo a Polonia.

Sí, en tan solo 9 días se organizó todo, pero gracias a la ayuda de tantas personas. Si no, hubiera sido imposible. El viaje a Pamplona fue de dos días. El 12 de marzo, 53 personas salieron en el autobús desde la estación de Varsovia. Gracias a unos amigos de los conductores, pudieron hacer noche en Tours (Francia), donde les habían preparado un lugar para dormir, además de desayuno y cena. No se pudieron portar mejor. El 14 por la tarde llegaron a Pamplona. 30 de las personas que habían venido tenían familia o conocidos en Navarra. Los demás fueron acogidos por familias de Pamplona. 

https://i0.wp.com/unclic.unav.edu/wp-content/uploads/2022/03/familias-1.png?resize=1024%2C240&ssl=1

¿A partir de ahora cómo se puede colaborar?

Esto no ha hecho más que empezar y todos podemos apoyar y ayudar de una manera o de otra. Hay mucho trabajo por hacer, dificultades por el camino, pero merece la pena 100%. Es increíble la generosidad de la gente: cada día recibo mensajes de personas que se ofrecen para acoger y ayudar.

Quiero aprovechar esta entrevista para dar las gracias de modo especial al Banco de Alimentos de Navarra; a Autobuses Urederra, a Miriam, a los conductores, Mario y Paulo Pinto, a las tres chicas que viajaron a Polonia de forma totalmente desinteresada, Uxúe Apezteguía, Valentyna Golovnia y Leticia Ruiz; a la Asociación Navarra de Empresarios del Metal; a la Asociación Navarra de Empresarios del Transporte, a la Asociación Segunda Familia; a las 357 personas que han contribuido con sus donativos; a toda la gente que ha donado ropa, juguetes, cunas, etc.; a nuestras familias y a aquellas familias que han acogido a las personas que han llegado huyendo del conflicto.

BUSCADOR NOTICIAS

BUSCADOR NOTICIAS

Desde

Hasta