Publicador de contenidos

null FYL_noticia_2021_07_30_asociacion_eunate

La Universidad y la Asociación Eunate firman un acuerdo para el desarrollo de un proyecto con niños con implantes cocleares

Financiado por Innovasocial, Fundación Caja Navarra y Fundación La Caixa


FotoManuel Castells/Mark Gibson, director del Laboratorio del Habla; Rebeca Ballesta, responsable del Servicio de Atención y Apoyo a Familias de la Asociación Eunate; y Miriam Huárriz, colaboradora del Laboratorio del Habla

30 | 07 | 2021

Texto

La Universidad y la Asociación Eunate de Familias de Personas Sordas de Navarra han suscrito un acuerdo de colaboración para la gestión y ejecución del proyecto “Escucho, veo y hablo”, dirigido a niños con implantes cocleares. El objetivo del estudio, financiado por Innovasocial, Fundación Caja Navarra y Fundación La Caixa, es evaluar mediante ecografía la eficacia de los tratamientos de logopedia para el desarrollo fonológico de niños con implantes cocleares. Con una duración de un año, el proyecto se desarrollará en el Laboratorio del Habla de la Facultad de Filosofía y Letras del centro académico.

Tal y como explica el profesor Mark Gibson, director del Laboratorio y uno de los coordinadores del proyecto, “para favorecer un correcto aprendizaje del habla queremos medir de forma metodológica, experimental y científica la eficacia de las distintas intervenciones y actividades que realizan los niños, pues muchas veces la terapia de logopedia funciona por intuición”. Asimismo, señala que, hasta el momento, “ninguna institución en España ha valorado mediante el estudio ecográfico la producción del habla de los niños con implantes cocleares en la precisión de los movimientos articulatorios”.

Así, desde julio de 2022 y hasta 2023, se va a documentar el habla de los participantes en el proyecto, con el objetivo de ayudar a los padres a conocer el desarrollo fonológico de sus hijos. Los resultados del estudio también ayudarán a evaluar distintos protocolos y técnicas de intervención que se están utilizando entre los logopedas, con intención de mejorarlas y de que estos profesionales puedan tener acceso a un manual de buenas prácticas que puedan aplicar a otros niños. Por otro lado, las conclusiones serán de utilidad para entender mejor las características del habla que se transmiten bien por los implantes. “Al finalizar este y otro proyecto que tenemos en marcha, también queremos desarrollar una aplicación basada en intervenciones sólidas y validadas científicamente, que los niños puedan utilizar en sus casas y así mejorar de forma más rápida”, añade Gibson.

Por su parte, Rebeca Ballesta, responsable del Servicio de Atención y Apoyo a Familias de la Asociación Eunate, ha señalado que “los años de experiencia nos dejan patente que una persona sorda, aunque utilice audífonos o implantes, tiene dificultades para discriminar correctamente algunos fonemas, ya que la calidad auditiva que reporta el recurso nunca iguala a un oído sano. Trabajar conjuntamente con el Laboratorio del Habla para mejorar la articulación de nuestros usuarios hará que esas dificultades se minimicen y mejoren su expresión y comunicación, apoyando así su desarrollo educativo y social”.

En este sentido, Miriam Huárriz, graduada en Filología Hispánica y Periodismo por la Universidad y colaboradora del Laboratorio, afirma que gracias a estos recursos, “se ha avanzado mucho en el desarrollo de investigaciones que faciliten la inclusión de la comunidad sorda, pero aún queda mucho por hacer”. Asimismo, subraya que contar con financiación para desarrollar este proyecto “supone una validación de que lo que hacemos tiene un impacto real y positivo”.