Publicador de contenidos

null noticia_ARQ_20211210_tesis-juan-carlos-gamero

“La edificación sostenible del futuro deberá tener como visión la creación de impactos positivos hacia las personas, las ciudades y el planeta”

El doctor de la Universidad, Juan Carlos Gamero, aboga por las estrategias del diseño pasivo como recurso clave para reducir las emisiones de CO2 y como un ahorro económico para los hogares


FotoManuel Castells/El doctor Juan Carlos Gamero

10 | 12 | 2021

Texto

“La edificación sostenible del futuro deberá tener como visión no sólo la reducción de los impactos negativos que generan las personas, sino la creación de impactos positivos hacia las personas, las ciudades y el planeta”. Así lo afirma Juan Carlos Gamero, doctor por la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra.

El arquitecto y alumni del Máster en Gestión Ambiental y de Edificios recuerda que la demanda global de refrigeración se incrementará sustancialmente para finales de siglo “de acuerdo a diversos estudios”, superando la demanda global de calefacción. Esta hipótesis, unida al “efecto de la isla de calor que afecta a áreas urbanas”, lleva a plantearse cómo debe ser la edificación sostenible en el futuro. Según Gamero, “ésta deberá indudablemente dar una solución a cómo crear espacios interiores confortables reduciendo a su vez el uso del aire acondicionado, y para conseguir este objetivo, las estrategias pasivas del diseño son clave ayudando a los hogares a reducir significativamente las emisiones de CO2 además de ahorrarse dinero”.

Una buena orientación, acristalamientos de alto rendimiento o utilizar una ventilación natural en el caso de climas calientes son ejemplos de estrategias del diseño pasivo que, según el investigador, ayudarán a reducir o eliminar el consumo de energía. Gamero, en el marco de su tesis doctoral, ha analizado la efectividad de las estrategias de diseño en climas cálidos y tropicales tomando como referencia ciudades como Singapur y Tegucigalpa. Entre las conclusiones de su estudio, subraya que “la ventilación natural es una de las estrategias de mayor importancia para el sector residencial” y añade, además, que “algunos estudios añaden que es igualmente importante en aquellos climas templados propensos a sufrir olas de calor”.

Tal y como explica el investigador, en aquellos lugares donde encontramos que los edificios cuentan con un aislamiento térmico en la envolvente, apostar por la estrategia de la ventilación natural es crucial, pues el efecto del aislamiento térmico es “como ponerse un abrigo en verano”; por tanto, añade Gamero “la ventilación natural ayudará a reducir el sobrecalentamiento de espacios interiores”.

Además de la ventilación natural, otras estrategias del diseño pasivo como la utilización de colores claros que reflejen el calor y los sistemas de protección solar son aliados para combatir este sobrecalentamiento, y por ende “reducir la utilización de los sistemas de climatización”. “Esto refiriéndonos a edificios, sobre todo de uso residencial”, apunta Gamero, “habría que analizar qué estrategias son las más efectivas para edificios con otros usos, como los centros educativos o de tipo comercial; atendiendo también a sus contextos climáticos”.

El investigador defendió su tesis doctoral el pasado 22 de octubre que lleva por título ‘Overheating risk in warm tropical climates. Semi-outdoor spaces as form-based & passive adaptation measures’ y ha estado dirigido por las profesoras e investigadoras de la Escuela de Arquitectura Ana Sánchez-Ostiz y Aurora Monge.

BUSCADOR NOTICIAS

BUSCADOR NOTICIAS

Desde

Hasta