Skip to Content

 

TODOS LOS MIÉRCOLES, A LAS 16:50, MANIFESTACIÓN EN LA EXPLANADA DE LA 
FACULTAD DE COMUNICACIÓN PIDIENDO POR LA LIBERACIÓN DE MARC MARGINEDAS

Además de un gran periodista, Marcos es una excelente persona. Es persona de pocas palabras, pero de sabios consejos. Centrado en conciliar, aunar, limar asperezas y evitar conflictos. Probablemente porque ha visto demasiados, y demasiado gordos en toda su carrera profesional.

Recuerdo una anécdota que me causó gran impresión. Marcos volvía de uno de los puntos calientes del planeta, con imágenes de las tragedias que había presenciado en primera persona aún frescas en la retina. El primer familiar que coincidió con él empezó a lamentarse por un pequeño incidente doméstico. No pudo contenerse y explotó. Era demasiado fuerte la comparación entre problemas "reales" y estas nimias contrariedades por las que a veces nos desesperamos en nuesro cofortable mundo.

Juan Giménez Olavarriaga

 

Lluís Foix, uno de los veteranos que se mantiene activo en la primera línea, repite que para ser un buen periodista hay que ser una buena persona. Los que tenemos la suerte de conocer a Marc sabemos que es una buena persona y un buen periodista. Esto es siempre importante pero mucho más cuando tu trabajo es informar sobre los conflictos y las guerras. El cinismo es el escudo detrás del que se esconden los débiles, mientras que los fuertes son los que crecen con el impulso del compromiso. Marc es una persona comprometida con su vocación de reportero y eso le ha llevado allí donde está la noticia. No es un aventurero, ni un imprudente, siempre ha sido consciente de los riegos que ha asumido y ha actuado con precaución y profesionalidad. Esta vez todas las prevenciones han sido pocas y no han impedido que el periodista se haya convertido en el objetivo. Esperamos ver pronto a Marc en casa, así como a los otros muchos compañeros de profesión retenidos en Siria, y que puedan volver allí para explicar de una vez el fin del conflicto.

Rafael de Ribot

 

Soy David Diéguez. También he estudiado con Marc, aunque no tuve mucho contacto con él durante la carrera. Sin embargo, el hecho más significativo se dio cuando ya habíamos acabado la carrera, ya que que lo escuché hablando con Julian Marshall y su ya ex-colega de la BBC, Claire Bolderson, cuando él estaba como corresponsal en Argel. Fue en el programa Newshour, que continúa emitiéndose. El ya jubilado prof. Vidal-Quadras fue quien me escuchó hablar de estas dos entrevistas que le habían hecho a Marc. Fue un momento de enorme satisfacción: primer ex-alumno de la Facultad que hablaba en directo en la BBC.

David Diéguez

 

Te recuerdo como un chaval parco en palabras, pero agudo en tus intervenciones, vital, pero amable y pausado en tus formas. Está claro que lo mejor lo llevabas dentro y salió cuando, crónica tras crónica, comenzaste a relatar la vida real de aquellos que no tienen voz y que, gracias a profesionales como tú, algún día opten a vivir en una sociedad más libre y justa. Vuelve pronto Marc, y que no te abandone el ánimo. Estamos contigo. #FreeMarc.

Bea Serrat

Hace unas semanas organizamos en casa una cena para jóvenes periodistas. Vamos nuestros hijos y sus amigos que quisieran ser periodistas para animarles a estudiar en Pamplona. El elegido para darle empaque a la cena fue Marc. Vino encantado. Se apuntaron los Bini-Sesé e Inas Benguría que, de hecho, diría que le hizo una entrevista a raíz de este encuentro y, si no me equivoco, en esa conversación hablaron sobre qué significaría un hipotético secuestro.

Nos dieron las 4 de la mañana. Con eso está dicho todo. Fue una velada sensacional. Hablamos de todo y sobre todo: pero lo mejor es que sacó tiempo para venir a cenar a casa y dedicarle esas horas a los ‘mocosos'. Martona, nuestra hija mayor y una de las que estuvo presente en la cena, está impresionadísima con el tema del secuestro. Me consta que en La Vall están rezando por él.

Desde hace un par de años, el capítulo catalán de Fcom nos hemos ido viendo con cierta asiduidad: al menos un par de veces al año. Hemos cenado en casa de Masclans, en la nuestra y cuando le tocó el turno a Marc nos preparó un cordero IMPRESIONANTE. No se salta ni una cena. Quizás por eso, aquí estamos todos un poco tocados por todo esto.

Jordi Molas

 

Marc es nada más y nada menos que periodista y tiene que seguir contando a los lectores de El Periódico muchas nuevas historias con la intensidad y vocación que siempre tiene lo que hace Marc... Eso es lo que está en juego..., pero es que, además, los que le conocemos y estos días tras perder durante años el contacto hemos rememorado momentos junto a él, llegas a la conclusión de que es un gran tipo, un tipo especial de verdad.

Javier Bardají

 

Marc Marginedas ya quería ser reportero de guerra cuando estaba en la Facultad. Pensaba que los principales conflictos se desarrollarían en el mundo musulmán y comenzó pronto a aprender árabe. Pese a esta determinación, dudaba a menudo de si reunía condiciones para tal empeño, algo muy propio de su asombrosa humildad. Mantuvimos multitud de conversaciones sobre este punto. Terminó convirtiéndose en el corresponsal de guerra más completo, quizá en el mejor, como demuestra su extensísima hoja de servicios. No desconoce el riesgo ni el miedo: simplemente sabe por qué lo hace.

Paco Sánchez

 

Marc fue asesorado mío durante sus años en la Facultad y después nos hemos seguido viendo, bien en Barcelona, bien en Terrasa. Destacaría de su personalidad su alegría, su gran capacidad de trabajo, su delicadeza con las víctimas de la guerra, su espíritu de iniciativa y su capacidad de sacrificio desde que, tras terminar un posgrado, empezó a estudiar árabe en la Universidad de Barcelona. Toda su carrera profesional en Marruecos, Argelia, Afganistán, Irak, Moscú, Libia y Siria, entre otros paises, le han convertido en uno de los más importantes corresponsales de guerra de España y en una autoridad en el Islam. Deseo que cuanto antes vuelva a su Barcelona querida y pueda disfrutar de la libertad de la que ahora carece injustamente. Termino con la dedicatoria a su último libro: "Para mi tutor y amigo, profesor de mi  "alma mater", mi universidad que me ha dado mucho. Con mucho cariño, Marc".

Paco Verdera

Notice

The University of Navarra uses cookies to improve its services, generate statistical data and analyze the browsing habits of visitors to its website. This information may be shared with third parties as detailed in the Cookies Policy Statement. By clicking “I agree” or continuing to browse, you consent to the use of these cookies, while reserving the right to reverse the decision at will.

Agree