18 de agosto de 2008

Ciclo de conferencias

CONOCER MEJOR FITERO Y SU MONASTERIO

Fitero y los viajeros de otros tiempos

D. Esteban Orta Rubio.
Historiador. Sociedad de Estudios Históricos de Navarra

 

Con esta conferencia, Esteban Orta ofreció una visión de Fitero en las décadas centrales del siglo XIX, a través de lo descrito por cinco viajeros que visitaron o residieron temporalmente en esta villa navarra. Cuatro de ellos fueron personalidades muy conocidas en las artes y en las letras españolas de la época: FRANCISCO DE PAULA MELLADO, GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER, JUAN MAÑÉ Y FLAQUER, y PEDRO DE MADRAZO; el quinto es un médico del balneario, TOMÁS LLETGET Y CAYLÀ, que escribió una Monografía de los Baños y aguas termo-medicinales de Fitero, publicada en 1870. 

Esteban Orta Rubio, al que presentó el profesor Ricardo Fernández Gracia, comenzó mostrando la razón por la que esta pequeña localidad haya sido tan visitada por viajeros de diferentes épocas. No es otra que albergar en ella, o en su término municipal, el célebre monasterio cisterciense y los renombrados baños minerales. Ante la necesidad de acotar el tema dentro de los límites temporales de una conferencia, eligió el momento en que Fitero alcanzó su máxima importancia económica y demográfica, es decir entre 1840-1890, y tras una corta exposición sobre la evolución demográfica en estos años, pasó a mostrar, ayudado de abundantes fotos, grabados y dibujos de la época, los relatos y descripciones de cada uno de los viajeros.


Grabado de los baños primitivos de Fitero, s. XIX

Grabado de los baños primitivos de Fitero, s. XIX
 

Aunque la figura de Gustavo Adolfo Bécquer, destaca sobre las demás, el conferenciante prefirió hacer mayor hincapié en los testimonios de los otros viajeros, por ser menos conocidos del gran público. Subrayó las diferencias entre las visiones de la época romántica, plasmadas en Francisco de Paula Mellado y Bécquer, y las de los tres restantes, mucho más realistas, hijas de una España que luchaba por incorporarse a los cambios acelerados del último tercio del siglo XIX.

Puso también de manifiesto, cómo las diferentes crónicas se complementan entre ellas para darnos una visión sugerente del territorio, paisaje, economía y arte de este enclave situado en los confines de Navarra, Castilla y Aragón. El ejemplo más claro de complementariedad lo encontramos en Juan Mañé y Flaquer, y Pedro de Madrazo. Mientras el periodista catalán, en su libro El Oasis. Viaje al País de los Fueros, se centra fundamentalmente en la descripción del balneario; el historiador y crítico de arte, Pedro de Madrazo, en su monumental obra España. Sus monumentos y arte. Su naturaleza e historia, profundiza en la joya del monasterio cisterciense.

 


Francisco de Paula Mellado, Recuerdos de un viage por España

Francisco de Paula Mellado, Recuerdos de un viage por España, Madrid, 1849
 

Finalizó Esteban Orta con una sugerente descripción de Fitero, muy poco conocida, que trazó el doctor Tomás Lletget y Caylà, en el primer capítulo de su libro sobre el balneario. En ella se plasman diversos aspectos que ayudan a entender mejor temas como la vivienda, alimentación, vestido, producciones y modos de vida en un pueblo de la Ribera de Navarra entre el final del reinado de Isabel II y el comienzo del Sexenio Revolucionario.

 


Tomás Lletget y Cayla, Monografia de los baños y aguas termo-medicinales de Fitero

Tomás Lletget y Cayla, Monografia de los baños y aguas termo-medicinales de Fitero, Barcelona, 1870