Publicador de contenidos

2014_03_31_TEO_Nueva evangelización y Sínodo de la Familia: presupuestos doctrinales y desarrollos pastorales

Nueva evangelización y Sínodo de la Familia: presupuestos doctrinales y desarrollos pastorales

Seminario de profesores de la Facultad de Teología

Descripcion de la imagen
El profesor Juan Ignacio Bañares en un momento de su exposición. FOTO: Manuel Castells
31/03/14 12:59 Fina Trèmols

El profesor de la Facultad de Derecho Canónico de la Universidad de Navarra, Juan Ignacio Bañares, dirigió el pasado 20 de marzo un seminario de profesores sobre "Nueva evangelización y Sínodo de la Familia: presupuestos doctrinales y desarrollos pastorales".

Explicó que actualmente estamos en la fase preparativa del Sínodo Extraordinario de los Obispos que tratará sobre la familia y tendrá lugar en Roma en septiembre de 2014. Se ha enviado a los obispos de las diócesis e instituciones de la Iglesia en todo el mundo un primer formulario sobre el status questionis en el que se pedían datos, aunque en algún medio se haya presentado como una "encuesta de opinión" en la Iglesia. El Papa quiere que se planteen todas las preguntas que están en la calle: no quiere una Iglesia dormida, sino una Iglesia vivaz. Por tanto hasta este primer Sínodo de septiembre lo que se irá recogiendo son datos e interrogantes acerca del matrimonio y la familia, de la creencias y la coherencia de vida de los fieles en todo el mundo católico. Con los resultados de este primer Sínodo se preparará para octubre de 2015 un Sínodo Ordinario de los Obispos sobre el mismo tema. Ahí se deberán presentar respuestas adecuadas a los interrogantes formulados. Finalmente, el Romano Pontífice estudiará las propuestas de ese Sínodo y previsiblemente publicará una Exhortación Apostólica que recogerá y desarrollará lo que estime oportuno.

La cuestión, por tanto, es amplia y no se trata solo de la recepción de la comunión eucarística por parte de los divorciados vueltos a casar, aunque recientemente este tema haya vuelto a estar en la palestra con motivo del último Consistorio de Cardenales celebrado en febrero de este año. Por esta causa el ponente fue repasando los documentos publicados por la Santa Sede en los últimos 20 años expresamente referidos a ese tema: una Carta  de la Congregación para la Doctrina de la Fe a todos los obispos (1994), un documento del Cardenal Ratzinger (1998), la Exhortación Apostólica Sacramentum Caritatis de Benedicto XVI (2007) y un artículo del Cardenal Müller, actual Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, publicado en L'Osservatore Romano en octubre de 2013.

Bañares recordó que estos cristianos (divorciados vueltos a casar) no están en condiciones de acceder a la Comunión eucarística sin el debido arrepentimiento y corrección de la conducta, pero a la vez hizo hincapié en que la actitud y el horizonte de acción pastoral con estos fieles exige una atención positiva, una acogida y un acompañamiento particular, procurando que aprovechen los múltiples medios que pueden utilizar y que se acerquen de nuevo a la comunidad eclesial, de la que nunca han sido excluidos: "Hay que conjugar la fidelidad al mandato de Jesucristo, la misericordia y la atención a las personas".

En el turno de preguntas se subrayó la necesidad de una reflexión profunda, porque se han desdibujado y a veces confundido las nociones mismas de noviazgo y de matrimonio. Conviene igualmente impulsar e implicar en la actividad pastoral a familias bien estructuradas y creyentes, que puedan colaborar y también ser un referente para los demás.

BUSCADOR NOTICIAS

BUSCADOR NOTICIAS

Desde

Hasta