Publicador de contenidos

noticia_FYL_2021_01_29_javier_portus_ciclo_el_prado

Javier Portús: “No hay un solo artista anterior a Goya del que poseamos tanta riqueza documental como en el caso de Velázquez”

El Jefe de Conservación de Pintura Española hasta 1800 del Museo del Prado imparte la primera sesión del ciclo de conferencias que la pinacoteca organiza en la Universidad de Navarra


FotoManuel Castells/Javier Portús, ponente de la primera sesión del ciclo de conferencias Francisco Calvo Serraller

29 | 01 | 2021

“Probablemente no hay un solo artista anterior a Goya del que poseamos tanta riqueza documental como en el caso de Velázquez. Tenemos un grado de conocimiento muy alto sobre su carrera administrativa, los puestos que fue ocupando, su vida económica, o los sucesos más importantes de su vida familiar, que ha condicionado la visión que tenemos de su personalidad y de su arte”. Así lo ha afirmado Javier Portús, Jefe de Conservación de Pintura Española hasta 1800 del Museo del Prado, en el ciclo de conferencias Francisco Calvo Serraller que la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Navarra organiza en Pamplona, en colaboración con la Fundación Amigos del Museo del Prado.

Cerca de 200 personas han asistido a la primera sesión de este ciclo, que abordará en cuatro citas la figura y obra de Diego Velázquez. El acto inaugural, celebrado en el Museo Universidad de Navarra, ha estado presidido por Julia Pavón, decana de la Facultad de Filosofía y Letras; Nuria de Miguel, secretaria general de la Fundación Amigos del Museo del Prado; José Antonio Canales, director general de Viscofán, entidad patrocinadora; y Mercedes Jover, directora del Museo de Navarra.

Bajo el título “Velázquez: pensar diferente”, Portús, quien también es director del ciclo, ha realizado un recorrido por la trayectoria artística del pintor, desde sus primeros años en Sevilla, “en una sociedad receptiva a sus propuestas, donde pudo dar rienda suelta a su voluntad de innovación y de distinguirse del resto de sus contemporáneos”; hasta sus últimas obras, “marcadas por una conciencia histórica”; pasando por su periodo en la corte, centrado en los retratos reales; su primer viaje a Roma; o su etapa en la corte papal. “Las 130 obras que se distribuyen a lo largo de su vida permiten trazar un retrato bastante preciso de su personalidad y de lo que fue como artista”, ha afirmado.

En este sentido, ha señalado que son tres las fuentes por las que se puede conocer a Velázquez:  “A través de su obra, de la documentación que se generó en torno a él en vida, y de la labor de acercamiento y reflexión de historiadores, historiadores del arte, pensadores y artistas durante más de tres siglos”. En contraposición, Portús ha asegurado que “existe una penuria importante de documentación personal, pues apenas nos ha legado ningún escrito suyo y son pocos los escritos de sus contemporáneos que nos informen acerca de sus sentimientos, expectativas, etc. Tienen que ser deducidos mediante fuentes indirectas”. Y es que, al contrario que en el arte contemporáneo, “donde asociamos la expresividad artística como expresión personal, la trasmisión de subjetividad no jugaba un papel central en la pintura de Velázquez, por lo que intentar entender su “yo” personal a través de sus obras es un terreno ambiguo”. 

Unas obras en las que, como ha explicado el ponente, “la realidad era un punto de inspiración fundamental, algo poco habitual en la época, donde lo común era idealizar”, y que constituían “un pulso a la tradición clásica”: “Desde joven, da pruebas del gusto por la paradoja, algo que le acompañará durante toda su carrera artística: hace intervenir al espectador en el juego perceptivo de la obra, activando la inteligencia y la imaginación”. “Desde el principio hasta el final se ve un deseo de singularidad y diferenciación, una actitud ante las cosas, que busca ir más allá de lo aparente”, ha concluido.

Javier Portús es doctor en Historia del Arte por la Universidad Complutense de Madrid. En 1999, ingresa en el Cuerpo Facultativo de Conservadores de Museos y comienza a trabajar como conservador en el Museo del Prado, al que está vinculado desde 1993. Es especialista en la cultura visual del Siglo de Oro en España, en las vinculaciones entre pintura y literatura, así como en la recepción de las obras de arte y el mundo festivo y ceremonial. Para el Prado, comisaría las siguientes muestras: Niños de Murillo; La Sala Reservada y el desnudo en el Museo del Prado; El retrato español: Del Greco a Picasso; Fábulas de Velázquez; El joven Ribera; La familia de Felipe IV, Metapintura; Un viaje a la idea del arte; y Museo del Prado 1819-2019. Un lugar de memoria, cuyos catálogos también escribe y coordina. Asimismo, publica asiduamente artículos en revistas especializadas.

La próxima sesión del ciclo tendrá lugar el miércoles, 10 de febrero, a las 19h., en el Museo Universidad de Navarra. Será impartida por Bonaventura Bassegoda, catedrático de Historia del Arte de la Universidad Autónoma de Barcelona, quien centrará su intervención en “La pintura religiosa de Velázquez en su etapa sevillana”.

El ciclo de conferencias Francisco Calvo Serraller cuenta con el patrocinio de Viscofan y la colaboración de la Fundación Diario de Navarra y del Museo Universidad de Navarra. El curso se enmarca en la relación de la Facultad de Filosofía y Letras y la Fundación Amigos del Museo del Prado, a través de las prácticas de alumnos, las actividades desarrolladas por profesores y otras colaboraciones. Las entradas se pueden adquirir en la taquilla o en la web del Museo Universidad de Navarra.

BUSCADOR NOTICIAS

BUSCADOR NOTICIAS

Desde

Hasta