Publicador de contenidos

2020_01_29_FYL_noticia_xavier_bray

“La historia de Cristo, arrestado, torturado y asesinado por expresar pacíficamente sus opiniones y desafiar a las autoridades, todavía resuena en el mundo actual”

Xavier Bray, director de The Wallace Collection, imparte la tercera sesión del ciclo de conferencias del Museo del Prado en la Universidad

Descripcion de la imagen
Xavier Bray durante la sesión que impartió en la Universidad. FOTO: Manuel Castells
29/01/20 10:07 María M. Orbegozo

“La historia de Cristo, arrestado, torturado y asesinado por expresar pacíficamente sus opiniones y desafiar a las autoridades, todavía resuena en el mundo actual”. Así lo ha afirmado Xavier Bray, director de The Wallace Collection (Londres), en la tercera sesión del ciclo de conferencias que la Fundación Amigos del Museo del Prado organiza en la Universidad de Navarra, en colaboración con la Facultad de Filosofía y Letras.

Bajo el título “Ecce homo (He aquí el hombre): la presencia humana", la conferencia ha girado en torno a las representaciones que se han hecho del momento en que Cristo fue presentado por Poncio Pilato a los judíos. “Este episodio, en el que se debate la condición mortal de Cristo frente a la divina, ha inspirado la creación de una gran variedad de imágenes. Sin embargo, las interpretaciones que se han hecho del Ecce homo son muy distintas entre sí”. Y así lo ha mostrado el experto, con la proyección de obras desde el periodo paleocristiano, pasando por las interpretaciones de artistas como Rembrandt, Rubens, Velázquez, Gregorio Fernández o Pedro de Mena, hasta llegar a Wallinger, en el siglo XXI.

La sesión, a la que han asistido cerca de 300 personas, ha comenzado con una fotografía de la escultura que éste último, el artista Mark Wallinger, realizó para el cuarto pedestal de Trafalgar Square, en Londres. Una figura de tamaño real que posa como el Ecce homo, con las manos atadas a la espalda y una corona de espino. “Con esta escultura de rasgos individualizados, se invita al espectador a pensar que se trata de un hombre normal. Wallinger nos recuerda a cuando Cristo fue presentado por Poncio Pilato a los judíos para que decidieran su destino. Era un hombre normal, un líder político de un pueblo oprimido”, ha explicado el experto.

Una escena representada por primera vez en un relieve de marfil de la época paleocristiana, donde las representaciones de Cristo “estaban más centradas en su divinidad, que en su humanidad y sufrimiento, y en las que se resaltaba una fe profunda en su misión redentora”. Bray también ha mostrado una obra de Miguel Ángel en la que Cristo “despliega la fortaleza de un héroe clásico, que ha vencido a la muerte y se yergue triunfal”. Un enfoque similar al que adoptó Rubens cuyo Ecce homo, que se conserva en el Museo del Hermitage de San Petersburgo, “se proyecta hacia delante e invade nuestro espacio, triunfante, pero al mismo tiempo sufriente”. Fue en esta época en la que los artistas “buscaron hacer la fe más accesible y fomentar un compromiso mayor con Cristo”, ha explicado.

Bray también se ha adentrado en imágenes pertenecientes a la corriente flamenca, “donde los Evangelios y la vida diaria estaban íntimamente conectados”. “Los artistas buscaban que los fieles se proyectaran en las historias bíblicas, como si fueran otros de sus participantes, llegando incluso a provocar el llanto. Se produjo un cambio de sensibilidad que dejaría una gran impronta en Europa”.

Asimismo, ha mostrado obras de artistas como Mantegna, Tiziano, o Correggio, a quien ha calificado como ejemplo “de cómo un pintor puede reinventar el tema del Ecce homo, que clava la mirada en el espectador y domina la composición, con un enfoque casi de cine, que otorga inmediatez a la pintura”. “La imagen está cargada de atención emocional, Cristo no está reunido ante la muchedumbre, sino ante nosotros, se nos ofrece para nuestra contemplación”, ha añadido.

Después de analizar el trabajo de Pedro de Mena, “quien sacó todo el partido a la tridimensionalidad, con el objetivo de conmocionarnos hasta el desmayo, y haciendo que nos maravillemos con los detalles”, así como la obra de Goya, Bray ha llegado al siglo XXI. Una época que ha ilustrado con imágenes como la del “hombre del tanque” de Tiananmen, o el cartel de Amnistía Internacional protagonizado por el activista Ai Weiwei, para afirmar “lo vivo que está hoy en día el Ecce homo”.

Especialista en pintura española de los siglos XVII y XVIII, Xavier Bray es director de The Wallace Collection (Londres) desde 2016. Anteriormente trabajó como jefe de conservación de la Dulwich Picture Gallery, como conservador de la National Gallery de Londres, y como jefe de conservación en el Museo de Bellas Artes de Bilbao, donde participó en su reorganización museográfica. Ha sido co-comisario de numerosas exposiciones, entre ellas, El Greco, Caravaggio, los últimos años, Velázquez y Murillo y Justino de Neve. En 2009 organizó su primera muestra, Lo sagrado hecho real, en la National Gallery, donde también presentó Goya: The Portraits, en 2015. En 2018 organizó en la Dulwich Picture Gallery Ribera: Art of Violence, la primera muestra en Reino Unido dedicada al pintor barroco. Ha colaborado como director científico en la producción del documental El Greco: pintor de lo invisible, presentada en el Museo del Prado con motivo del centenario del artista.

La cuarta y última sesión de este ciclo tendrá lugar el próximo miércoles 29, en el Museo Universidad de Navarra. Será impartida por Juan Ángel Vela del Campo, ensayista de temas musicales, quien hablará de “Las Pasiones en la música”.

BUSCADOR NOTICIAS

BUSCADOR NOTICIAS

Desde

Hasta