Publicador de contenidos

16_5_26_DCAN_licenciatura

Licenciatura de la LIV promoción de Derecho Canónico

 

Descripcion de la imagen
Profesores y alumnos de la LIV promoción de la Facultad de Derecho Canónico, junto con su padrino, el catedrático Pedro Juan Viladrich. FOTO: Manuel Castells
26/05/16 10:10 Fina Trèmols

Llegaron en septiembre de 2013 procedentes de Ecuador, El Salvador, Indonesia, México, Perú, Polonia, Tanzania, Venezuela y España. Casi tres años después, el miércoles 25 de mayo, celebraron su licenciatura en Derecho Canónico: es la LIV promoción que sale de las aulas de la Facultad de Derecho Canónico

El acto empezó con una Eucaristía presidida por el alumno de la promoción Juan José Domingo, O. Cist. En su homilía destacó que se iban  “con un criterio formado” y deseó a sus compañeros que “en el ejercicio de las diversas responsabilidades no olvidemos nunca que la calidad de nuestro amor a Jesucristo, se expresa en el servicio y en la entrega”.

El acto académico estuvo presidido por Antonio Viana, decano de la Facultad de Derecho Canónico y José Antonio Fuentes, director de estudios. En el discurso inicial el delegado de la promoción, Mario Alvarenga, agradeció la unidad que ha habido entre los alumnos desde su llegada a la Universidad de Navarra y tuvo un recuerdo cariñoso hacia sus profesores.

Por su parte, Pedro Juan Viladrich, catedrático emérito y padrino de la LIV promoción, utilizó la metáfora del grano de sal para alentarles a servir donde se lo pidan “diluyéndose y perder así su conformación de grano. Un buen canonista es un buen grano de sal, tan pequeño como sabroso, que asume entre divertido, misericordioso y tenaz su condición. Diluirse es un modo profundo de servir, de ponerse el último”.

BUSCADOR NOTICIAS

BUSCADOR NOTICIAS

Desde

Hasta