Publicador de contenidos

Atrás TECNUN_bio_medicina

Estudiantes de ingeniería y medicina construyen un prototipo de simulador para auscultación

Los alumnos resuelven un reto relacionado con el diseño y prototipado de simuladores para el aprendizaje de técnicas médicas


FotoPaula Berroa/Alumnas traban en equipos interdisciplinares

21 | 02 | 2022

El curso “Bio Design Engineering” tiene como objetivo que los estudiantes se enfrenten en equipos interdisciplinares a problemas reales de una forma práctica

Hace unas semanas alumnos de ingeniería y medicina trabajaron juntos para diseñar y construir el prototipo de un simulador médico.  El responsable del Laboratorio de Ingeniería Médica de la Facultad de Medicina y profesor de Tecnun, Marcos Llorente Ortega, propuso a los alumnos un reto relacionado con el diseño y prototipado de simuladores para el aprendizaje de técnicas médicas. En concreto, debían construir un prototipo de simulador para auscultación. 

El alumno de Ingeniería Mecánica de Tecnun, Nicolás Lafaverge, explica que para ello tenían a su disposición distintos recursos materiales y el desafío de poner en común los conocimientos de los ingenieros que “sabíamos programar pero que sin los compañeros de medicina no hubiéramos podido abordar el trabajo”. Asimismo, contaban con el apoyo y supervisión de los profesores de la Escuela Paz Morer y Adam Podhorski y del ingeniero biomédico Nicolás López de Aguileta, del Laboratorio de Ingeniería Médica.

Los estudiantes de medicina, cuenta Lafaverge, eligieron una patología concreta, la estenosis mitral, la estudiaron en profundidad y les fueron guiando “porque según la patología del paciente se percibe un sonido u otro en un punto concreto y ellos sabían qué sonidos tenían que conseguir escuchar para detectarla”.

“Les ayudamos a crear un simulador de auscultación integrado en una camiseta. Tuvimos que explicar los principios básicos de la auscultación y cómo se maneja un fonendoscopio para que tuviesen una mejor visión del problema y las limitaciones posibles de sus diseños. Ayudamos también en el diseño del simulador para que fuese lo más parecido a un fonendoscopio real”, detalla el alumno de medicina Pedro Montoro.

 Los estudiantes de Tecnun, de los grados de Ingeniería en Diseño Industrial, Mecánica y Biomédica, se ocuparon de programar con placas de arduino el dispositivo además del resto del hardware del simulador, así como de crear una camiseta con sensores en puntos clave que los médicos debían evaluar para determinar la patología o ver si el paciente simulado estaba sano.


 

El alumno de medicina Pedro Montoro ha hecho hincapié en lo “gratificante” y “divertido” que le ha resultado compartir horas de trabajo con alumnos de otra disciplina: “Me ha abierto las puertas a una nueva faceta de la Medicina, desconocida para muchos. Los ingenieros están muy presentes en la Medicina aunque no siempre nos demos cuenta. Diseñan todo lo que usamos y nosotros, los futuros médicos, podemos participar en la creación de las nuevas tecnologías que se utilizarán”.

Su compañera Cristina Álvarez ha reconocido que llegaron sin saber absolutamente nada de programación y sin entender a duras penas lo que les decían, y, sin embargo, al acabar el curso ya fueron capaces de entenderse a la perfección entre todos ellos. “Fue muy chulo poder trabajar en equipo desde campos tan diferentes de conocimiento, y más aun teniendo una tarea tan difícil como era sacar adelante un prototipo desde cero”, ha expresado Álvarez. “Me encantó. De hecho, estamos deseando que se haga otra edición para poder volver”.  

De esta forma los laboratorios de Igara del campus tecnológico de la Universidad acogieron durante una semana la segunda edición del curso “Bio Design Engineering” cuyo objetivo es que estudiantes de medicina e ingeniería se enfrenten en equipos interdisciplinares a problemas reales de una forma práctica. Tal y como apunta la profesora de Tecnun Paz Morer, en ambos cursos la Escuela ha contado con la participación de médicos de la Clínica para que les orientaran acerca del problema a resolver, aunque este año han sido los propios estudiantes los que han participado: “Es un reto y un desafío porque combinan conocimientos y métodos distintos y abordan los problemas planteados desde perspectivas diferentes”.

 

Trabajo colaborativo entre la Facultad de Medicina y Tecnun

Cabe destacar que el curso arrancó de la mano del Dr. Francisco J. Pueyo Villoslada, director del Centro de Simulación de la Facultad de Medicina, quien explicó la necesidad de la Facultad de disponer de un simulador para la formación de los alumnos, “tanto para prácticas básicas de auscultación cardiopulmonar como para escenarios con pacientes estandarizados”.

Tal y como expresa Marcos Llorente, “el proyecto parte de una necesidad de la Facultad: “Queríamos crear un simulador nuevo con un planteamiento distinto que nos sirva para la formación del alumnado”. Además, añade Llorente, “este simulador ha comenzado con un prototipo pero va a ser el Proyecto Fin de Grado de alumnos de Medicina, Ingeniería en Diseño e Ingeniería Biomédica. Serán tres trabajos integrados, lo que resulta novedoso y tremendamente enriquecedor”.

“El trabajo colaborativo es uno de los retos de la Facultad de Medicina porque trabajar juntos hace que las chispas de las ideas geniales traigan la solución de problemas cotidianos”, ha sostenido Secundino Fernández, entonces vicedecano de la Facultad y actualmente Vicerrector de Ordenación Académica de la Universidad de Navarra.

BUSCADOR NOTICIAS

BUSCADOR NOTICIAS

Desde

Hasta