Publicador de contenidos

“La Iglesia no se decanta por ningún sistema de gobierno, siempre que se respeten los derechos de la persona, su dignidad y su libertad”

"La Iglesia no se decanta por ningún sistema de gobierno, siempre que se respeten los derechos de la persona, su dignidad y su libertad"

Tres expertos analizan las relaciones de la religión con los derechos del hombre, los medios y la ciencia, en el Simposio de Teología de la Universidad de Navarra

20/10/11 09:17
Descripcion de la imagen
De izquierda a derecha: Santiago Collado, Ernesto Galli della Loggia, Juan Manuel Mora y Francisco Pérez-Latre.
FOTO: Manuel Castells

"Desde un punto de vista doctrinal, la Iglesia no se decanta por ningún sistema de gobierno, incluso el de la democracia occidental, siempre y cuando se respeten los derechos de la persona, la dignidad del hombre y su libertad". Así lo afirmó Ernesto Galli della Loggia, presidente del Istituto Italiano di Scienze Umane, durante su participación en el XXXII Simposio Internacional de Teología de la Universidad de Navarra.

El experto intervino en una mesa redonda en la que se analizaron las relaciones de la religión con los derechos del hombre, los medios de comunicación y la ciencia. Fue moderada por Juan Manuel Mora, vicerrector de Comunicación Institucional del campus, y contó con la participación de Francisco Pérez-Latre, profesor de la Facultad de Comunicación, y Santiago Collado, subdirector del Grupo de Investigación ‘Ciencia, Razón y Fe'.

Para el profesor Galli della Loggia, el cristianismo "ha impulsado con fuerza la reclamación de existir y actuar en el espacio colectivo de la comunidad política. De esta manera, ha reconocido la autonomía específica del poder civil, separando la esfera política de la religiosa, pero al mismo tiempo ha reclamado para sí y para la dimensión religiosa una dignidad pública similar a la de la esfera civil".

Coberturas sobre religión: audiencia incrementada

Durante su ponencia, Francisco Pérez-Latre afirmó que "La religión es una cuestión de máximo interés informativo, fuente de ‘best sellers' literarios, programas con audiencias millonarias, vídeos de circulación extensa por la red y cuentas de Twitter con miles de seguidores".

En ese sentido, destacó que "algunos referentes mediáticos, como Juan Pablo II y Benedicto XVI, o eventos como las Jornadas Mundiales de la Juventud y los viajes del Papa tienen seguimiento masivo, demanda y cobertura de los medios asegurada en tiempos de atención precaria y audiencias fragmentadas. Se equivocan los que piensan que la religión no interesa: las preguntas que plantea la religión son inevitables, no podemos escapar a su influjo y seguirán en el centro de la conversación pública. En realidad, cuando se habla de religión, la audiencia de los mensajes se incrementa".

Armonía entre ciencia y fe

Por su parte, Santiago Collado apuntó que "quienes defienden la incompatibilidad entre ciencia y fe, la completa independencia de ambas o algunos modos de integración se polarizan en dos extremos: o bien convierten a la ciencia en una religión, o bien convierten a la religión en una ciencia".

Así, explicó que en estos dos planteamientos se está ante una "fe deficiente": en un caso, la ciencia "pierde credibilidad y capacidad para ofrecer lo bueno", y en el otro, se corre el riesgo de caer en el fundamentalismo.

BUSCADOR NOTICIAS

BUSCADOR NOTICIAS

Desde

Hasta