Publicador de contenidos

null 20140513_FYL_El traspaso de poderes de 1982

"El traspaso de poderes de 1982"

Seminario del Grupo de Investigación en Historia Reciente (GIHRE)

Descripcion de la imagen
El profesor José-Vidal Pelaz es experto en la relación entre Historia y Cine. FOTO: Manuel Castells
13/05/14 17:14 Fina Trèmols

El profesor de Historia Contemporánea  de la Universidad de Valladolid, José-Vidal Pelaz López, dirigió el pasado martes el seminario "El traspaso de poderes de 1982", organizado por el Grupo de Investigación en Historia Reciente (GIHRE) de la Universidad de Navarra.

El 28 de octubre de 1982 Felipe González ganó las elecciones generales por mayoría absoluta: consiguió 202 escaños. Era el primer traspaso de poderes de UCD a PSOE. Era la primera vez que la derecha le daba el poder a la izquierda de un modo tranquilo. La voluntad de consenso presidió todo el proceso.

El trabajo de investigación del profesor Vidal se ha centrado en los 35 días que transcurrieron desde ese 28 de octubre al 3 de diciembre en que Felipe González tomó posesión como presidente del gobierno: "Una pequeña transición dentro de la transición" como la denominó el periodista García Pietro.

José-Vidal Pelaz recurrió al archivo personal de Leopoldo Calvo-Sotelo, de García Díez (Ministro de Economía) y a la prensa de la época que, en esos días, se quejaba de lentitud. Era como si Calvo-Sotelo tuviera más prisa en irse que Felipe González en sustituirle. ¿Cuántas veces se reunieron? ¿Qué  temas les preocupaban? ¿Hubo problemas de traspaso?

Se sabe que en esos 35 días Calvo-Sotelo y Felipe González se reunieron 7 veces, aunque se desconoce el paradero de las actas de esas reuniones, si es que las hubo. En palabras de Calvo-Sotelo se pudo trabajar "con sencillez, cordialidad y eficacia". No había secretos de estado, pero sí cuestiones confidenciales; entre ellas el profesor José-Vidal Pelaz supo que Calvo-Sotelo confesó a Felipe González que había gastado 30 millones de las antiguas pesetas de los fondos reservados, para mejorar la traída de aguas a Ribadeo.

El socialismo aprovechó esos 35 días para hacer su plan de gobierno. Y al ver los ministerios por dentro, comprendieron un poco más qué significaba gobernar un país.

Se mantuvieron también otras reuniones de otro nivel: ministros entrantes que se entrevistaban con los salientes; y otras bilaterales: el Rey con Felipe González; el Rey con Calvo-Sotelo; Felipe González y Adolfo Suarez; Felipe González con Miguel Boyer y los directores de las patronales.

Los temas centrales que se trataron versaron sobre: terrorismo, golpismo, política exterior y economía. En esos 35 días el terrorismo atacó de forma constante y virulenta: el 4 de noviembre ETA mataba en Madrid al general Víctor Lago, Jefe de la División Acorazada Brunete. Y el 14 de ese mismo mes secuestraba en Zumárraga a Saturnino Orbegozo, entre otras acciones. 

No lograron ponerse de acuerdo en la subida de carburantes y en la devaluación de la peseta. Más adelante, Felipe González reprochó a UCD que le hubiera dejado esos "regalos".

El traspaso de poderes fue algo más que una alternancia política; representó el epílogo de la transición democrática. El Rey era muy consciente de lo que estaba en juego y el triunfo del PSOE era garante de la consolidación de la monarquía.

BUSCADOR NOTICIAS

BUSCADOR NOTICIAS

Desde

Hasta