Publicador de contenidos

2015_07_03_IEH_Simon_keller

Simon Keller explica los límites y los peligros de la lealtad

El Instituto Empresa y Humanismo organiza una conferencia sobre las relaciones personales en la gestión de organizaciones

Descripcion de la imagen
Descripcion de la imagen
03/07/15 14:34 Miguel M. Ariztegui

El doctor Simon Keller, profesor de Filosofía en la Victoria University Wellington (Nueva Zelanda) y autor de Partiality y The limits of loyalty, pronunció una conferencia sobre los límites y los peligros de la lealtad. El Instituto Empresa y Humanismo de la Universidad de Navarra auspició la charla The complicated ethics of loyalty, que se desarrolló en el Espacio Telefónica, en Madrid.

El filósofo neozelandés presentó un concepto de lealtad vaciado de contenido moral: "No creo que la lealtad sea una virtud, pero sí hay virtudes que implican lealtad", afirmó. Su tesis tenía implicaciones en la gestión de organizaciones, ya que uno de los problemas de la dirección de toda institución lo constituyen las especiales relaciones de lealtad que se establecen entre sus miembros, y que son necesarias para el cumplimiento de la misión corporativa.

Como señaló Keller, la lealtad "requiere tomar decisiones éticas difíciles"; es a menudo complicado decidir si se es fiel a alguien, y en el caso de que así sea, cómo. "La lealtad trae aparejada una vulnerabilidad emocional y moral, que nunca se sabe a ciencia cierta qué exigirá en el futuro", advirtió.

Para el conferenciante, "la lealtad implica un riesgo moral, en particular el riesgo de actuar erróneamente por ser fiel a alguien". Atendiendo a las complicaciones morales que puede acarrear la lealtad en la vida de las organizaciones, en la conferencia se sugirieron algunos principios de actuación que pueden evitar que de ella se deriven comportamientos egoístas y corruptos. Básicamente, el profesor abogó por limitar la lealtad dentro de las organizaciones a las personas, mejor si sus relaciones de amistad no son muy fuertes y comparten un objetivo común.

En línea con lo argumentado en su libro, el profesor Keller alertó de que toda forma de lealtad "implica un favoritismo", y "en algunas ocasiones, se generan conflictos. Por ejemplo: ¿debo defender a mi país en una guerra o debo quedarme en casa cuidando de mi madre enferma?", cuestionó.

La lealtad como virtud

Frente a esa neutralidad del concepto, parte del público defendió en el coloquio posterior una lealtad positiva, con una carga más humana: señalaron la diferencia entre la amistad y el amiguismo, y entre el  patriotismo y el patrioterismo, por ejemplo. Llevados al extremo no pueden defenderse, pero la lealtad como virtud implica ese contenido moral, indicaron.

BUSCADOR NOTICIAS

BUSCADOR NOTICIAS

Desde

Hasta