conoce_memoria-eco_titulo

MEMORIA ECONÓMICA

conoce_memoria-eco_entorno-economico

Entorno económico

El curso 2019/20 estuvo marcado por la pandemia de la Covid-19. Además de la catástrofe sanitaria, con cientos de miles de muertos, hubo que añadir el problema económico que vino a agravar las consecuencias de la crisis sanitaria. En cuanto a la evolución de los mercados financieros, se diferencian tres etapas dentro del año académico:

1. Desde comienzos del curso hasta finales de 2019, con un marcado carácter alcista que se trunca por la pandemia de la Covid-19.

2. A partir de entonces comenzó un desplome de los activos financieros, que tocó mínimos a mediados de marzo, para iniciar un periodo de recuperación con mucha volatilidad.

3. El curso finaliza con resultado diverso: una bolsa europea en negativo, siendo la española la que más ha sufrido, caídas del petróleo y subidas de la bolsa americana y el oro.

Por sectores, destaca la evolución de la tecnología con una subida del 53% frente a las caídas del sector energético (-21%), que obtiene el peor comportamiento del período. 

Perspectivas

La evolución de la pandemia, el Brexit,  EE.UU., la supervivencia del acuerdo comercial entre EE.UU. y China y la aplicación del Fondo de Recuperación Europeo son los principales factores geopolíticos a los que se enfrenta la sociedad. 

Las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) de junio preveían una caída del PIB mundial para 2020 del -4,9% y una recuperación en 2021 del 5,4%, siendo el promedio de las economías avanzadas del -8,0% y 4,8% respectivamente, y de las economías emergentes del -3,0% y del 5,9%.

La Reserva Federal americana y el Banco Central Europeo mantienen tipos en mínimos, ampliando en ambos casos sus planes de compras.

Asimismo, se empieza a ver un repunte en las primas de riesgo de plazo y se puede esperar el alza de tipos de interés por el deterioro de las cuentas públicas causado por la pandemia, aunque muy atenuado por las medidas de los bancos centrales.

La evolución de la renta variable dependerá del avance en las vacunas, de los tratamientos y, en definitiva, de la evolución de la pandemia. Si los resultados son buenos, ayudará a la subida de las bolsas, con mayor incidencia en los valores cíclicos y con peor resultado para las tecnológicas. En Europa, el Brexit seguirá siendo un problema para el repunte de las bolsas.