ETIQUETAS:

"Las estrategias electorales deben ser claras y sencillas", Carlos Hernández, asesor de comunicación freelance y ex dircom del PSOE

El responsable de la comunicación en las campañas electorales del PSOE en 2008 y 2011 comparó ambas campañas y explicó la gestión de las tres etapas que la componen: preparación, pre-campaña y campaña

14/03/13 10:44 Susana Londoño
Descripcion de la imagen

Carlos Hernández ha sido responsable de la comunicación en comités electorales que dirigieron campañas socialistas en elecciones municipales, autonómicas y generales. Asimismo, fue director de comunicación del PSOE en dos periodos, 2004-2008 y 2011-2012. En la actualidad, además de asesorar en comunicación por cuenta propia, trabaja como reportero freelance, viajando a lugares como en Indonesia, Malasia y Singapur. Retoma así el periodismo profesional que había ejercido desde 1990 hasta 2003, destacando como corresponsal de guerra en Iraq, Afganistán, Israel, Paquistán y Yugoslavia, entre otros.

En la IX edición del Máster en Comunicación Política y Corporativa (MCPC), Hernández comparó las campañas electorales socialistas de 2008 y 2011. En la campaña de 2008, el PSOE contaba con todo a favor y una situación política y económica positiva. El objetivo consistía en movilizar el voto progresista para consolidar la victoria. En 2011, con una situación de crisis total, la campaña se dirigió a minimizar una derrota segura e intentar evitar una mayoría absoluta del PP.

Carlos Hernández hizo hincapié en la importancia del periodo de preparación, pues de un adecuado análisis del entorno y diagnóstico de situación depende el éxito de toda campaña. Para ello, desde el PSOE se encargaba meses antes de las elecciones una gran encuesta de opinión, donde no importaba tanto la intención directa de voto como captar las preocupaciones de los ciudadanos y sus percepciones sobre los candidatos y los partidos, y sobre la gestión del gobierno y la oposición. La definió como "la madre de todas las encuestas". Con toda la investigación cualitativa y cuantitativa se establecían los objetivos y se planificaba la campaña. Señaló que "en las elecciones prima el contexto", de ahí que situaciones tan dispares como las de 2008 y 2011 llevaran lógicamente a campañas muy distintas.

La precampaña electoral es, según Hernández, una etapa fundamental dado que en su transcurso decide su voto un gran número de indecisos. En ella se establece el campo de juego y se siembran los mensajes. Se aplica la estrategia electoral, que debe ser siempre –dijo– "clara y sencilla, para que todos los implicados la comprendan y se alineen con ella". Resaltó que "en comunicación electoral es fundamental no desviarse ni un ápice de la estrategia inicial", para no caer en contradicciones.

Finalmente, los quince días oficiales de campaña suponen una activación de lo sembrado los meses anteriores. Sobre los debates televisivos afirmó que actualmente no se ganan ni se pierden, "casi siempre se empata". Su importancia radica sobre todo en aprovechar la oportunidad de transmitir claramente de nuevo el mensaje al electorado propio, más que en convencer a otros.

Con estos parámetros, explicó cómo la campaña socialista de 2008 fue optimista, positiva y con mucha calidad en los spots, pero conservadora en el fondo y en el mensaje. No se corrieron riesgos, y se trataba de atraer voto de toda la izquierda, no sólo del tradicional voto socialista. También destacó el debate entre Solbes y Pizarro porque reafirmó el voto del PSOE y sembró las dudas en la gran apuesta económica del Partido Popular. En cambio, la campaña del 2011 tuvo que ser más arriesgada, con vídeos más polémicos y agresivos. Hernández reconoció que cuando se hacen piezas o videos más exagerados "corres el riesgo de perder credibilidad pero a la vez ganas impacto y viralidad", aseguró.

Sobre la tecnología y el uso de las redes sociales en campaña, Hernández se mostró escéptico; también en el uso de los perfiles de las cuentas institucionales de los partidos fuera de periodo electoral. Cree, sin embargo, que el potencial de estas redes sociales debe basarse en los perfiles personales de los políticos, que deben ir construyendo su propia red en ese "micromundo" que originan las nuevas tecnologías.

Cerrar
Enviar a un amigo:

De:
Para:
Texto:
Noticias u Opiniones relacionadas no está disponible temporalmente.