Religión y sociedad civil

España y la idea moderna de tolerancia

España y la idea moderna de tolerancia

El auge del ideal de tolerancia en la Era de la Ilustración y la Revolución (1650-1850) se ha atribuido casi siempre al éxito de las teorías filosóficas de John Locke, Pierre Bayle o Baruch Spinoza. Pero esta solo es una parte de la historia.

En realidad, nunca ha habido un consenso teórico en torno a la naturaleza, los límites y las razones de la tolerancia religiosa. Lo que se difundió a partir de la Ilustración fue la convicción de que progreso y tolerancia van de la mano o, en otras palabras, de que la tolerancia es un requisito indispensable de las sociedades modernas. Esta convicción no se propagó solo, ni principalmente, a través de la filosofía, sino que circuló en sermones, periódicos, discursos políticos, libros de historia, novelas, dramas...

El ideal moderno de tolerancia no se fundó en razones abstractas, sino en relatos sobre la historia de Europa. Entre ellos, tuvieron especial importancia los relatos acerca de España, su supuesto fanatismo religioso y su presunta decadencia nacional. Ilustrados y liberales presentaron a la Inquisición española como el epítome de la violencia fanática y atribuyeron la decadencia económica, demográfica y cultural de España a la intolerancia religiosa. Si en el esplendor económico de Gran Bretaña y las Provincias Unidas vieron la demostración de que la tolerancia es consustancial al progreso, en la decadencia de España creyeron encontrar la prueba definitiva de que el catolicismo es incompatible con la libertad y el progreso y de que el fanatismo solo puede atajarse sometiendo por completo la religión al Estado.

Por otra parte, durante siglos, muchos católicos asumieron la identificación entre España, el catolicismo y la intolerancia. Lejos de combatir el relato ilustrado, lo apuntalaron al obcecarse en la defensa de la intolerancia española.

Esta investigación pretende rastrear el papel que los relatos sobre el fanatismo español han jugado en la construcción de la concepción de tolerancia religiosa que aún predomina en la cultura occidental. Al desvelar los remotos orígenes de esta concepción, se pondrá de manifiesto su escasa utilidad para resolver los problemas que la diversidad religiosa plantea en el siglo XXI.

Investigador


Juan Pablo DomínguezJuan Pablo Domínguez
Email: jdfernandez@unav.es

Extensión: 803423
Despacho: 2090

(2ª planta, ICS)