Esfera pública y religión

Esfera pública y religión. Relaciones mutuas en la historia, educación y sociedad

Esfera Pública y Religión. Relaciones mutuas en la Historia, Educación y Sociedad

4 y 5 de marzo de 2020

Universidad de Navarra, Campus Madrid

La estrecha relación entre la esfera pública, las formas democráticas de lo político y un sistema estatal de educación para el ciudadano es un producto del siglo dieciocho y de la Ilustración europea (Isreal, 2013). A diferencia de lo público como representación del orden feudal-religioso durante la Edad Media y su transformación como poder secular del Estado absolutista, la idea de la esfera pública caracterizada por la libertad y continuidad del logos procediendo de la antigua polis, vuelve a aparecer en el contexto de la formación de la sociedad civil (bürgerliche Gesellschaft) como espacio racional-comunicativo frente al Estado moderno (Habermas, 1990 [1962]).

Dentro del marco del discurso político-filosófico de la modernidad, la teoría de la democracia y la pedagogía han sido como dos caras de la misma moneda. John Dewey con su influyente libro Democracy and Education (1916) es, tal vez, uno de los representantes más emblemáticos de esta conexión que según críticas recientes de sociólogos, historiadores, filósofos etc. esta experimentando una quiebra definitiva (Honneth, 2012;  Weymann, 2014; etc.). Sustituyendo la idea de una relación funcional-dualista entre el Estado, por un lado, y los diversos niveles institucionales de la educación, por otro, la investigación desde algunos años se centra más en entender esta conexión en términos de una interacción múltiple y compleja (Green, 1990). La cuestión por la esfera pública, en este contexto, vuelve a ser un tema clave no solo con respecto a las diferentes concepciones modernas –es decir, como esfera discursiva-deliberativa, subalterna-agonística, elitista-deficitaria, liberal-democrática o empírica-descriptiva (Habermas, Arendt, Fraser, Benhabib etc.)– sino, sobre todo, ante un nuevo cambio estructural de lo público como efecto de una creciente dinámica de fragmentación de los medios, de la digitalización de la comunicación social y de los efectos del Lock-In, cámaras de eco etc. (Binder & Oelkers, 2017).

La estrecha conexión en las reflexiones sobre nuevas formas de gobernar y modos de educar que brotaron desde contextos seculares de la Ilustración (Montesquieu) y la Revolución Americana (Jefferson) no debe hacer olvidar los impulsos de innovación que ha recibido la pedagógica y su horizonte público-político desde contextos religiosos. Así, por ejemplo, ya antes de Johann Heinrich Pestalozzi (1746-1827), proyectaba el Benedictino suizo Konrad Tanner OSB (1752-1825) en 1787, partiendo de Montesquieu, una adaptación de la educación a la democracia con el fin de transformar el ciudadano en un elemento activo del nuevo modo de gobernar. Exigiendo un sistema de educación pública, en 1813, el teólogo protestante Heinrich Stephani (1761-1850), además, precisaba que este proceso de mejora del sistema educativo requeriría dedicarle fondos independientes en el presupuesto del Estado (Binder & Oelkers, 2017, pp. 8-10).

El simposio »Public Sphere and Religion. A Relation of Entanglement in History, Education and Society« profundiza en la cuestión de cómo la idea de lo público y, en particular, la educación pública y su innovación, sigue manteniendo, hasta hoy en día, estrechas interacciones con lo religioso.