Anna Maria Colaci, de la Università del Salento, imparte en la Universidad un seminario del Grupo de Investigación en Historia Reciente (GIHRE)

Ha hablado sobre la feminidad y la emancipación en el modelo educativo de Gina Lombroso, intelectual y publicista italiana

Descripcion de la imagen
Anna Maria Colaci, profesora de la Università del Salento. FOTO: Manuel Castells
21/10/19 09:51 Santiago de Navascués

El pasado miércoles, 16 de octubre, tuvo lugar un nuevo seminario del Grupo de Investigación en Historia Reciente (GIHRE) de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Navarra. La profesora Anna Maria Colaci, de la Università del Salento, especialista en historia de la educación, feminismo y positivismo en Italia, impartió una sesión titulada “Feminidad y emancipación en el modelo educativo de Gina Lombroso”.

La ponente contextualizó los orígenes de la educación femenina en Italia desde mediados del siglo XIX hasta comienzos del XX, donde se plantearon los primeros debates entre la enseñanza laica y la religiosa, los cambios más recientes en la sociedad europea y el papel de las mujeres en la sociedad. Tal y como explicó, la primera escisión del feminismo italiano tuvo lugar tras el Congreso de Roma de 1908, en el que discutieron cuestiones relativas a la enseñanza de la religión en la escuela primaria y tuvo como resultado la división en dos grandes corrientes de pensamiento: la del feminismo laico del Consejo de Mujeres Italianas (CNDI), y la católica representada por la Unión de Mujeres Católicas Italianas (UDCI). 

Fue en este ambiente cada vez más socialmente inquieto en el que creció la escritora y filósofa Gina Lombroso (1872-1944). Hija del conocido antropólogo y criminólogo Cesare Lombroso, y casada con el historiador y periodista Guglielmo Ferrero, recibió una excelente educación y conoció de cerca el entorno intelectual italiano e internacional. Gina, que había sido la única alumna en su clase de Bachillerato en Torino, accedió a la universidad para estudiar Letras. Graduada en 1895, se inscribió en Medicina, título que obtuvo en 1901. Sin embargo, nunca ejerció la profesión por dedicarse a partir de entonces a la actividad intelectual. 

Influida por la filósofa socialista Anna Kuliscioff, fundó junto a su hermana Paola la institución “Scuola et Famiglia”, que proveía de asistencia pública en favor de alumnos de escuela primaria de familias indigentes. Al mismo tiempo, comenzó la redacción de libros sobre la feminidad, entre los que destaca El alma de la mujer (1917), La mujer ante la vida (1923), Almas de mujeres. Vidas verdaderas (1925) y La mujer en la sociedad actual (1927). Lombroso, que se había enfrentado a los escritos antropológicos de su padre al teorizar que la mujer no era inferior biológicamente al hombre, identificó la característica peculiar de la personalidad femenina en el destino biológico de la maternidad, o un instinto altruista, que llamaba alterocentrismo. No se interesó por establecer jerarquías sociales basadas en las diferencias sexuales, sino más bien enfatizar estas mismas diferencias con el fin de delimitar dos áreas de logro e influencia, basadas en las características (biológicamente fundadas) de cada sexo, que serían en última instancia complementarias. 

La ponencia concluyó con una explicación del contexto intelectual en que se forjaron los escritos de Gina Lombroso y su marido, Guglielmo Ferrero. La familia, por su oposición al fascismo en los años 1920, culturalmente aislada, se vio obligada a emigrar de Italia para pasar los últimos años en Ginebra.

BUSCADOR DE NOTICIAS

Desde:
Hasta:

Noticias