Grupo de Investigación en Historia Reciente (GIHRE)

Últimas noticias del grupo

La esperanza del estadista: Charles de Gaulle en la Historia de Francia

El profesor Pablo Pérez López ha presentado su último libro, Charles de Gaulle. El estadista rebelde, en el seminario del Grupo de Investigación en Historia Reciente (GIHRE)

Descripcion de la imagen
El profesor Pérez López con su nuevo libro, que presentó en el seminario. FOTO: Manuel Castells
12/11/20 13:21 Carlos Veci

El profesor Pablo Pérez López, catedrático de Historia Contemporánea de la Facultad de Filosofía y Letras, ha presentado su último libro, Charles De Gaulle. El estadista rebelde, en un seminario del Grupo de Investigación en Historia Reciente (GIHRE) de la Universidad de Navarra. Con motivo de los cincuenta años del fallecimiento del presidente francés, ha afirmado que devolvió a Francia la esperanza que necesitaba para seguir siendo una potencia europea.

En su intervención, Pérez López ha repasado los principales hitos de la biografía del general y presidente francés (1959-1969) y se ha detenido en los motivos que le han convertido en un símbolo del siglo XX francés. De Gaulle combinó inteligencia, decisión y suerte en momentos cruciales de la vida de Francia. Además, su arrogancia y la confianza en que la historia le había reservado una misión especial motivaron que tratara de aprovechar, en cada momento, la oportunidad para orientar a su país.

Durante la Gran Guerra, herido y capturado, encerrado en un campo de prisioneros, trató de escapar en numerosas ocasiones, pues pensaba que su país le necesitaba. Por otra parte, opinaba que la victoria no podía ser firme si no estaba arraigada en una posición moral. Por eso, convirtió su trayectoria política y militar en un combate por la legitimidad, que le llevó, por ejemplo, a considerar que la derrota alemana en la Gran Guerra era una consecuencia de la imposición de los criterios militaristas sobre la vida civil, con la consiguiente degradación de lo político. 

De Gaulle, ante acontecimientos como la retirada francesa en los primeros compases de la Segunda Guerra Mundial o la revolución de mayo de 1968, fue un idealista que, en palabras del profesor Pérez, fue capaz de “desear lo contrario de lo que está pasando y conseguir que suceda”. Así, durante la Segunda Guerra Mundial o los sucesos de mayo, quiso encarnar la legitimidad de Francia y, en el tiempo de la paz, propuso un proyecto político que uniera a los franceses en torno a la posibilidad de su grandeza. 

Por otro lado, pensaba también que “no hay política que valga fuera de las realidades”, lo que explica que tomara la decisión, tan discutida, de abandonar Argelia; o que considerara que los pueblos perduran más allá de las ideologías y tratara de limitar el poder de los partidos políticos franceses. Además, quiso reconciliar el catolicismo con la República, y, a la postre, con la sencillez que encerraba su realismo, decidió ser enterrado en el pequeño cementerio rural de la localidad a la que se retiró.

En el seminario del GIHRE, el profesor Pérez López, director del departamento de Historia, Historia del Arte y Geografía de la Facultad de Filosofía y Letras, ha profundizado en la trascendencia actual de Charles De Gaulle, al que considera “depositario de lo que no tenemos, pero añoramos”: coherencia, capacidad de asumir con nobleza el pasado y ofrecer una posición fundamentada ante los acontecimientos de la historia, y, en fin, un sentido del bien común que haga que valga la pena ofrecer incluso la propia vida.