La equidad ante los más pobres, una de las ventajas de la dolarización de Ecuador

El economista ecuatoriano Pablo Lucio Paredes expone el proceso de dolarización a los alumnos del Economics Society Club

Descripcion de la imagen
26/11/20 11:17 Ayrton Vargas

La dolarización es un fenómeno presente en varios países de América Latina como Panamá, Ecuador y El Salvador, entre otros. Un fenómeno, que, a diferencia del Euro, no fue el resultado de un acuerdo entre una serie de estados con un banco central común. A lo largo de la historia, han sido muchos los países que estuvieron dolarizados durante un tiempo, como Liberia o República Dominicana. Otros continúan con el dólar como moneda oficial, como es el caso de Ecuador.

En este contexto el Economics Society de la Facultad de Económicas organizó junto con otros estudiantes de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ) un seminario el director del Instituto de Economía de la USFQ, Pablo Lucio Paredes, economista y asambleísta constituyente, principal promotor del contrato social para la educación y autor de varios libros sobre economía ecuatoriana.

A lo largo de su seminario, Paredes explicó como la dolarización es una forma especialmente conveniente para países indisciplinados en materia monetaria como sería el Ecuador, algo que se manifiesta en la inflación. Los políticos utilizan la creación de dinero como solución a las crisis, en lugar de endeudarse, por ejemplo. Por otra parte, la devaluación de la moneda (el sucre) fue otro factor importante en la economía ecuatoriana. La dolarización, que tuvo lugar en el año 2000, se produjo en un momento en el que el país se enfrentaba a diversos frentes, según explicó Paredes: el fenómeno de ‘El Niño’, la caída del precio del petróleo, una situación de crisis internacional y una estructura política muy débil, etc. La emisión monetaria mensual llegó a ser del 25%, por lo que los ecuatorianos aumentaron sus depósitos en dólar (hasta el 50%) y el tipo de cambio llegó a multiplicarse por cinco. Como consecuencia, el país se enfrentó a un problema fiscal, de desconfianza en la moneda nacional (y de devaluación) y una caída fuerte de la economía.

El proceso de dolarización en Ecuador, según expuso Paredes, se hizo entregando los sucres al banco central, el cual los cambiaba por dólares de la reserva que este disponía (25.000 sucres por dólar). La estabilidad de los precios se consiguió unos años después tras una inflación del 150%.

Entre las ventajas de la dolarización destacó la equidad, con el fin de proteger a las personas más pobres, el enfoque de la economía hacia la productividad, la no manipulación de la moneda en favor de algunos y una mayor disciplina macroeconómica. Sin embargo, entre los problemas hizo expuso la pérdida del instrumento monetario y una mayor dependencia internacional en la competitividad de los precios en Ecuador.

Cerrar
Enviar a un amigo:

De:
Para:
Texto:
Para enviar el formulario deberá antes escribir el texto de la imagen: *
captcha
Obtener una pista nueva
Cerrar
Notificar un error:
Si ha localizado un error en el texto, agradeceríamos que nos lo enviara para su corrección.
Cerrar
No puedo leer la noticia ahora.
Enviadme a la siguiente dirección de correo electrónico, la leeré más tarde:

Noticias (posiblemente) relacionadas

Vídeos de la Facultad

Noticias

BUSCADOR DE NOTICIAS

Desde:
Hasta: