Entrevistas

Martín Huerta García
Alumno de Medicina y participante de Talento Deportivo, nos cuenta su experiencia con el waterpolo.

Martín Huerta García

¿Cómo comenzaste a practicar Waterpolo?
Supongo que me viene de familia. Cada vez que puede, mi padre siempre cuenta cómo metió el primer gol de waterpolo de la historia del CD Larraina. Él jugaba a waterpolo, mi hermano jugó a waterpolo y yo, aunque también practiqué otros deportes, acabé optando por la tradición familiar.

Empecé haciendo natación a los 7 años en el CD Larraina, a los 9 empecé con el waterpolo y poco a poco he ido ascendiendo de categoría hasta jugar en el Waterpolo Navarra de Segunda División Nacional.

¿Qué dificultades has encontrado en tu camino como deportista?
Creo que el principal reto es saber organizarse bien el tiempo. Compatibilizar los estudios y el deporte no es tarea fácil, y exige disciplina y esfuerzo. Asimismo, también hay que realizar algunos sacrificios, pero siempre merecen la pena y obtengo un balance positivo.

¿Quiénes son las personas que más te han apoyado en tu camino como deportista?
Creo que quienes más me han apoyado son mis padres. Desde que era pequeño han ido a verme a los partidos, me han llevado a los entrenamientos y han supuesto un fuerte punto de apoyo a lo largo de todos estos años, en los que ha habido momentos buenos y otros no tan buenos. Sin su ayuda y dedicación, probablemente, nada de lo que he conseguido hubiera sido posible y les estoy muy agradecido.

¿Cómo te ayuda el deporte en tu vida personal? ¿Qué cualidades piensas que te ha ayudado a desarrollar este deporte?
El deporte me ayuda a relajarme y a administrarme bien el tiempo. Suelo empezar los entrenamientos a las 9 de la noche, esto permite que tenga toda la tarde para estudiar y que después pueda irme a nadar y despejarme. Creo que el deporte me ha aportado muchas y muy buenas cualidades: el esfuerzo, el sacrificio, el trabajo en equipo... son cualidades que todos deberíamos tener, y el deporte inculca en las personas muchos de estos valores.

¿Puedes contarnos alguna anécdota divertida que te haya sucedido practicando Waterpolo?
Una buena anécdota, de la que siempre me acordaré, fue cuando debuté con el equipo de División de Honor. Jugábamos en Amaya contra el Terrasa (que entonces tenía al portero de la selección española). Entré al agua cuando quedaban un par de minutos y era imposible que lo ganásemos. Durante el tiempo que estuve en el agua, tuvimos una jugada de "uno más" (expulsan a un jugador del otro equipo durante una posesión) y mi entrenador pidió tiempo muerto. Planeó una jugada para que acabara tirando yo e intentara meter gol. Sin embargo, uno de los extranjeros se saltó toda la explicación y acabó chutando él. ¡Lo peor de todo es que falló! Sin embargo, eso no me amargó la tarde y disfruté mucho de aquel día.

¿Qué otras cosas querrías dar a conocer?
Me gustaría recomendar a todas las personas, que practiquen deporte a menudo. A través de éste se transmiten muy buenos valores personales, tiene efectos beneficiosos sobre la salud y nos permite alcanzar un equilibrio personal.

Entrevista de: María Pilar Pérez Asensio - mperez.76@alumni.unav.es

Más entrevistas

Datos de contacto

Contacto:
Centro de Estudios Olímpicos
Universidad de Navarra
Campus Universitario s/n
31009 Pamplona
España

+34 948 425638
deportes@unav.es

ESTÁS VIENDO: Alumni 07/05/2015

Valoración: (0 Votos)
3977 reproducciones