16 de junio de 2010

Conferencias

 

Tras las huellas de Santiago y sus peregrinos en Pamplona

Dª. Carmen Jusué Simonena.
UNED Pamplona

 


“Que los valores y altos ideales inspiradores del Camino de Santiago sigan orientando la maquinaria de la construcción de Europa”, con estas palabras y acertado deseo, el Príncipe de Asturias y de Viana, Felipe de Borbón, procedía el día 9 de febrero de 2010 a la apertura oficial del Año Santo Compostelano en Roncesvalles, acompañado de todos los presidentes de las Comunidades Autónomas por las que transcurre la Ruta Jacobea. Así, no cabe duda de que la simbología del Camino de Santiago encaja perfectamente con la imagen de una Europa vertebrada y cohesionada. De hecho, la ruta jacobea fue el primer proyecto europeo común, la primera empresa en la que confluyeron personas pertenecientes a diversas colectividades, y todas ellas, llegadas de diferentes orígenes, se unieron en un camino y destino únicos.

La llegada de un nuevo Año Jacobeo concita el interés, aún más si cabe, sobre diversos aspectos relacionados con la figura de Santiago, habida cuenta que la historia de las peregrinaciones al sepulcro del Apóstol ha ido conformando, con el paso de los siglos, un riquísimo legado a lo largo de todas las rutas que hacia él acceden, que expresan de forma inequívoca la devoción al santo. En este contexto, el Camino de Santiago llegó a representar, desde los confines de Italia, Germania o Escandinavia hasta el Finisterre galaico, el signo más espectacular de concurrencia física y espiritual de individuos y muchedumbres. Vía de devoción, pero cauce también de bienes, sentimientos, saberes, convicciones y ensueños, la ruta de las peregrinaciones jacobeas fue sin duda la calzada europea por excelencia.

Peregrinos en el puente de la magdalena a su llegada a Pamplona

Peregrinos en el puente de la magdalena a su llegada a Pamplona 
 

Y por el ramal del camino que nace en tierras pirenaicas, se accede a Pamplona. Si hubiera que condensar en una sola palabra lo que de novedoso o esencial nos depara este núcleo del Camino, ésta sería sin duda, la CIUDAD. En mayuscula, porque eso significa y en eso se resume su andadura histórica en el contexto del territorio navarro.

Un recorrido por los hitos fundamentales del Camino a su paso por Pamplona; las muestras de distintas advocaciones tanto en establecimientos religiosos como civiles, su amplia iconografía extendida por iglesias y conventos de la ciudad y un repaso a los establecimientos asistenciales en la ciudad a lo largo de los siglos, nos darán a conocer la profunda huella que Santiago , su Camino y los peregrinos que hacia su tumba se dirigen, han dejado en Pamplona, La CIUDAD.


Calle del Carmen. Antigua calle de los peregrinos

Calle del Carmen. Antigua calle de los peregrinos

Santiago caballero en la Catedral pamplonesa

Santiago caballero en la Catedral pamplonesa