13 de febrero de 2013

Ciclo de conferencias

ARQUITECTURA SEÑORIAL Y PALACIAL DE PAMPLONA

Magnificencia y comodidad del espacio doméstico

Dª. Beatriz Blasco Esquivias.
Universidad Complutense de Madrid

 

El recorrido por los palacios y casas señoriales españoles de la Edad Moderna nos conducirá ahora hasta elespacio doméstico de unos inmuebles, cuya fisonomía interior resulta difícil reconstruir, debido a sus continuas transformaciones a lo largo del tiempo y a los escasos documentos gráficos que han llegado hasta nosotros; al menos hasta el siglo XIX, cuando la literatura convirtió a la casa en una de sus protagonistas. A diferencia de lo que ocurre en los Países Bajos y otras regiones de Europa, en España escasean las imágenes de interiores domésticos, que sólo podemos reconstruir gracias a ejemplos asimilables y a los escenarios domésticos que recrearon los artistas para enmarcar una escena de carácter religioso, ya fuera la Educación de Santa Teresa, el Nacimiento de la Virgen o cualquier otra.


Anónimo. Nacimiento de la Virgen

Anónimo. Nacimiento de la Virgen. Iglesia de Nuevo Baztán
 

El adorno, el confort y la comodidad se consideraban imprescindibles en estos interiores domésticos destinados a representar –mediante los factores enunciados- el estatus social y la magnificencia de sus propietarios. El confort se asimilaba ya entonces a la climatización y control térmico de las estancias, mientras la comodidad resulta un concepto más abstracto e inasequible, referido a la armonía del entorno doméstico, al bienestar de la privacidad, a la facilidad de la vida y a todo aquello que contribuya a procurárnoslo, haciendo nuestra existencia más placentera por medios naturales o artificiales. La casa será confortable si su temperatura es agradable y produce una sensación térmica equilibrada, tonificante y placentera; además, será cómoda si dispone de los muebles necesarios para el desarrollo de una vida fácil y de instalaciones y servicios útiles a este mismo fin. El lujo y la magnificencia dependían del refinamiento con el que se acometieran todos estos requisitos, aunque se evidenciabanademás en aspectos tales como las dimensiones y amplitud de las estancias, su ventilación y soleamiento, la sofisticación de su adorno (mobiliario, telas, cuadros y objetos suntuarios) o mediante la distribución y caracterización del espacio doméstico, con áreas específicas para la familia y los criados (segregando por géneros a los hombres y mujeres de la casa) y zonas para la vida social y la vida privada de los principales miembros de la familia.
 

Ramón Bayeu. La cocina

Ramón Bayeu. La cocina, cartón para tapiz 
Colección LivinioStuyck Pérez del Camino

 

Tras conocer la moderna distribución de los espacios domésticos y la caracterización de sus estancias en función de su propietario (femenino o masculino) y su uso (privado o público), se analizarán los sistemas empleados para lograr el control de la temperatura con el adorno imprescindible (mediante entelados, cueros y fibras naturales, braseros, vidrios y contraventanas, chimeneas, etc.). También se mostrarán los usos y costumbres para transformare ingerirlos alimentos en privado o comoacto social, valorando la importancia y evolución de la cocina y el comedor con sus respectivas instalaciones y mobiliario. El análisis del dormitorio y otros cuartos reservados permitirá conocer, por último, los métodos para desalojar del interior las inmundicias corporales y garantizar la higiene doméstica, permitiendo el desarrollo de estancias específicas (como el “retrete” masculino o el “tocador” femenino, a menudo denaturalezasemipública), que adquirirán protagonismo en el siglo XVIII por influencia de las modas de Francia. 
 

Jan van Kessel, Familia en el jardín de una casa principal madrileña

Jan van Kessel, Familia en el jardín de una casa principal madrileña
Madrid, Museo Nacional del Prado