20 de junio de 2012

Ciclo de conferencias

CICLO DE SAN FERMÍN

Los sanfermines en la fototeca del Archivo Municipal de Pamplona

D. José Luis Molins Mugueta.
Cátedra de Patrimonio y Arte Navarro

 

Como antecedentes históricos, elementos superpuestos en la conformación de los modernos sanfermines, cabe considerar tres ingredientes: la celebración de la festividad religiosa; la feria franca, de origen bajo-medieval; y la atávica afición de navarros y pamploneses a los espectáculos taurinos. La conmemoración religiosa de San Fermín, establecida por el obispo don Pedro de Artajona en 1186, estaba fijada el 10 de octubre, fecha de la entrada del Santo en su sede de Amiens. Pero el prelado Bernardo de Rojas, a petición de los representantes de Pamplona, la trasladó al siete de julio, por ser tiempo más cómodo, permaneciendo ajustada a esta fecha desde 1591 hasta nuestros días. En 1381 Carlos II de Evreux -Carlos el Malo- había concedido a la Ciudad el privilegio de feria franca, mercado exento de tributos, atractivo para los comerciantes, que gozaban de protección legal, libre tránsito, inmunidad de prendimiento e inembargabilidad de sus bienes durante los veinte días siguientes a la festividad de San Juan Bautista, 24 de junio. Mucho después, en 1743, se trasladó el inicio de este privilegio a la conmemoración de San Pedro, el día 29. La afición de los navarros a todo lo taurino es de sobra conocida; baste recordar que Navarra es la cuna del toreo a pie. La inseguridad del tiempo en otoño fue el argumento esgrimido para solicitar el traslado de la fiesta del Patrono de octubre a julio. Pero don Fermín de Lubián, prior del cabildo de la catedral a mediados del siglo XVIII, tenía para sí otra causa: el pueblo consideraba que ninguna fiesta de santo era suficientemente digna si a los cultos sagrados no les seguían las corridas de toros. Y las reses se mostraban más bravas y agresivas con el calor del verano... 

La temática sanferminera está muy presente en la fototeca del Archivo Municipal de Pamplona, tanto en la cantidad de sus imágenes como en el número de autores, diversidad de técnicas y soportes, variedad temática, calidad estética o interés de los asuntos. De suerte que es posible reconstruir visualmente la evolución de la fiesta desde finales del siglo XIX hasta la actualidad, en aspectos populares (“Cohete/Chupinazo”, “pobre de mí”, “riau-riau”); religiosos (“Vísperas”, “Procesión”, “Octava”); protocolarios (Corporación en “Cuerpo de Ciudad”, séquito, (“Comparsa de Gigantes”, “dantzaris” “la Pamplonesa”); taurinos (desencajonamiento,”encierrillo”, encierro, “vaquillas”, corrida, ambiente de plaza, peñas de mozos); ferial de ganados; “barracas” y un muy largo etcétera, que incluye los “presanfermines” -carteles oficiales de Fiestas, por ejemplo- o inauguraciones y celebraciones singulares, que han resultado coincidentes como consecuencia de la voluntad deliberada de las autoridades. 

En la fototeca municipal hay que considerar, en primer término, el fondo propio del Ayuntamiento, integrado por miles de fotografías, organizadas inicialmente por el Archivero don Leandro Olivier a partir de los años veinte del siglo pasado, luego acrecida por la importante donación que don Aquilino García Deán, oficial administrativo, vinculado además a la publicación de “La Avalancha”, efectuó en 1944, consistente en documentos, placas y copias fotográficas. A ello debe sumarse obra de Julio Altadill, Mauro Ibáñez, José Roldán y Félix Mena, Benito Rupérez, Vicente Istúriz, José Ayala o Julio Cía, entre otros fotógrafos, profesionales o aficionados. La dedicación del Dr. Arazuri, ya en los años cincuenta, a su documentada afición coleccionista de temas, personas y asuntos pamploneses, en fotografías de todo tipo, supuso durante un tiempo un provechoso intercambio, de vasos comunicantes en doble sentido, entre el fondo municipal y su colección. Y así, corría el tiempo del Archivero don Vicente Galbete, cuando a la dependencia se incorporaban copias de Marín y Coyne, Zaragüeta o Anselmo Goñi. Los siguientes responsables del Archivo -quien esto escribe, hasta finalizar 2010, y ahora doña Ana Hueso- han continuado las labores de organización e incremento de la fototeca municipal hasta el presente. 

La fototeca del Archivo Municipal de Pamplona se ha visto enriquecida en tiempos recientes por tres importantes aportaciones, efectuadas como donación desisteresada, que ofrecen un gran interés para el asunto objeto de esta conferencia, centrada en la temática sanferminera. Se trata de la Colección Rodríguez Juguera, del Fondo Zubieta y Retegui y de la Colección José Joaquín Arazuri

En 2009 la familia Rodríguez Zunzarren, residente en Valencia, que actuaba como heredera de la familia Rodríguez Juguera, originaria de Pamplona, hizo donación al Ayuntamiento de Pamplona, con destino a su Archivo, de la denominada Colección Rodríguez Juguera, conjunto de ciento sesenta y siete instantáneas del “encierro” (copias fotográficas y postales), captadas entre 1919 y 1960. 

Igualmente en 2009 doña María Jesús Ruiz de Azagra Támara, viuda de Francisco Javier Carlos Zubieta y Retegui, hizo donación al Ayuntamiento de Pamplona del fondo subsistente de la razón social Zubieta y Retegui, con destino a la fototeca del Archivo Municipal. El establecimiento había sido fundado en 1940 por Francisco Zubieta Vidaurre (1904-1998) y Andrés Retegui Gastearena (1911-1987) como estudio fotográfico con galería, con domicilio en la calle de Espoz y Mina, 17. Francisco Javier Carlos Zubieta y Retegui, hijo único de Andrés y sobrino de Paco Zubieta, continuó la actividad de la razón social hasta su muerte, acontecida en 2007. Colaboradores gráficos de la prensa local, Paco Zubieta y Andrés Retegui habían dado sus primeros pasos en el estudio del fiterano Benito Rupérez Herrero (¿-1942). (Por su parte, Benito Rupérez, que había sido aprendiz con Emilio Pliego, se estableció en Pamplona en 1905; tuvo domicilios en Paseo de Sarasate, 1 y en Yanguas y Miranda. Y fue padre de Luis Rupérez Pérez (1904-1968) también fotógrafo) . El estudio de Rupérez fue escuela de numerosos fotógrafos. 

El contenido iconográfico del Fondo Zubieta y Retegui incluye como géneros el retrato de personas, los reportajes de acontecimientos sociales, tanto públicos como privados, así como de eventos comerciales e industriales de Navarra y, singularmente, de Pamplona. Los negativos, positivos, diapositivas, copias en papel y en soporte digital donados a la fototeca del Archivo Municipal suponen un volumen superior al millón de imágenes. Pero hoy nos interesan los reportajes de las Fiestas de San Fermín, en especial los encierros de toros. Paco Zubieta, a pie del vallado, y Andrés Retegui en el laboratorio, contaban con fotógrafos distribuídos a lo largo del recorrido de la carrera. Esto les permitía diariamente ofrecer en su escaparate, al poco rato de terminada aquélla, el reportaje con las escenas más representativas de la jornada, circunstancia que atraía abundante público curioso. 

Antes se ha hecho mención a la afición fotográfica del Dr. Arazuri. Efectivamente, su interés por reunir y documentar aspectos gráficos de Pamplona, su evolución urbana, sus habitantes, sus fiestas y tradiciones, así como los actos, actividades y obras de sus instituciones, en un periodo cronológico comprendido entre 1862 y 1995, se concretó en una colección fotográfica que puede provisionalmente cuantificarse en torno a las veintitrés mil imágenes. Con desinteresado pamplonesismo, su viuda, doña María Sagrario Irigaray, en 2010 hizo donación al Ayuntamiento y con destino a su Archivo Municipal, de la oficialmente denominada Colección José Joaquín Arazuri. 

Aparte del Archivo, pero en jurisdicción municipal, el Área de Educación y Cultura cuenta desde 1999 con la colección fotográfica San Fermín años 50, de la autora Inge Morath, cofundadora de la Agencia Magnum. Se trata de ochenta y ocho copias de los originales que en 1954 realizó la fotógrafa norteamericana de origen austríaco, difusora en el ámbito anglosajón de las fiestas pamplonesas por medio de la imagen, como Hemingway lo hizo mediante la literatura. La adquisición permite al Ayuntamiento la exhibición de este material y su edición con fines propios.


Escaparate de Zubieta y Retegui

Escaparate de Zubieta y Retegui
Archivo Municipal de Pamplona. Col. J.J. Arazuri