aula_abierta_itinerarios_6_1_texto

Casa principal del mayorazgo del Marqués de San Miguel de Aguayo

Ligada al linaje de los Echeverz, oriundo de Berrioplano. El promotor de la misma fue Agustín de Echeverz, primogénito nacido en 1646. En 1662 viajo Nueva España, donde forjó como militar y casó con una noble y rica hacendada. Nobleza y economía quedaron fundidas en una misma estirpe. Volvió a España donde completó un ascenso sin parangón. En 1682 tomó el hábito de Santiago y el marquesado de San Miguel de Aguayo, para más tarde hacer lo propio con el título de alguacil mayor del reino de Navarra. Tras volver a Indias como gobernador del Nuevo Reino de León, regresó a Pamplona, centrando sus esfuerzos en construir una casa que armonizara con su categoría y la de su familia. En 1698 contrató con el cantero Pedro de Arriarán las obras, y en 1709, el tercer marido de su hija contrató la fachada, marchando dos años después a las Indias, en un viaje sin retorno. A principios del XIX, fue adquirido por José de Ezpeleta y Galdeano, que había sido virrey de Nueva Granada y que posteriormente lo sería de Navarra. Destaca sobremanera la fachada, con contenidos alegóricos alusivos a las virtudes y sustrato militar de la familia, sin olvidar la necesidad de una formación intelectual, materializado en la reproducción en el dintel del emblema “non solum armis” (no sólo con las armas) del repertorio de Diego Saavedra Fajardo.

aula_abierta_itinerarios_6_1_imagen

Portada del Palacio del marqués de San Miguel de Aguayo
Portada del Palacio del marqués de San Miguel de Aguayo

aula_abierta_itinerarios_6_bibliografia

ANDUEZA UNANUA, Pilar, La arquitectura señorial de Pamplona en el siglo XVIII. Familias, urbanismo y ciudad, Pamplona, Gobierno de Navarra, 2004.

aula_abierta_itinerarios_6_mapa