aula_abierta_itinerarios_6_introduccion

Introducción

Pamplona experimentó una renovación urbanística sin precedentes a lo largo del siglo XVIII, en concordancia con el embellecimiento barroco de los principales focos poblacionales de la Península. Esta renovación no sólo se centró en el acondicionamiento de las calles, la traída de aguas, el alcantarillado, los primeros conatos de introducción del alumbrado público y la numeración y rotulación de las rúas y casas, ya que también se llevó a cabo una renovación arquitectónica bajo todas las titularidades: eclesiástica, pública y privada. En lo que respecta a las casas señoriales, el siglo XVIII resulta de esencial importancia, ya que los antiguos edificios medievales y renacentistas fueron remodelados y sustituidos. La nobleza de la capital, enriquecida por diversos negocios centrados principalmente en la Corte y en las posesiones de Ultramar, decidió levantar sus casas principales, como espejo de su bonanza económica e ilustre linaje ante el resto de ciudadanos de Pamplona. Para ello, se sirvieron de modelos y estructuras importados desde las grandes ciudades, invirtiendo importantes caudales en dicha tarea. Por este motivo, hoy podemos admirar multitud de ejemplos de gran calidad, que acogen en su diseño y estética la historia de los grandes linajes de la capital, los prohombres y circunstancias que motivaron su construcción, sin los cuales sería inimaginable la ejecución de los citados edificios. Con esta visita virtual se pretende ofrecer un breve panorama de la arquitectura señorial conservada en la capiral del Viejo Reino.

aula_abierta_itinerarios_6_introduccion_imagen

Ayuntamiento de Pamplona
Ayuntamiento de Pamplona

aula_abierta_itinerarios_6_bibliografia

ANDUEZA UNANUA, Pilar, La arquitectura señorial de Pamplona en el siglo XVIII. Familias, urbanismo y ciudad, Pamplona, Gobierno de Navarra, 2004.

aula_abierta_itinerarios_6_mapa