Monasterio de Tulebras

Palacio abacial

Entre las numerosas reformas llevadas a cabo en el siglo XVIII se encuentra la de la fachada del palacio de la abadesa. Entre 1776 y 1779, siendo abadesa doña Juan Isabel de Albear, se trabajó en reformar y embellecer el palacio abacial, se abrió un magnífico balcón y se renovaron las habitaciones. Presenta una fachada de ladrillo, encima de cuya puerta principal se sitúa un escudo barroco de alabastro del XVII, entre leones rampantes y portantes con las cadenas de Navarra sobre báculo abacial, que recuerda el carácter de patronato real, a pesar de que en el momento de fundarse, siglo XII, no existiesen ni el escudo ni las cadenas y que desde hacía mucho tiempo no recibiese ningún favor real. Así mismo, la fachada se remata con una galería de arquillos propia de la arquitectura de la ribera del Ebro. Destacan las rejas de los vanos que recuerdan la clausura papal impuesta a finales del XVI. Desde el balcón mostraba y ejercía la abadesa su autoridad como señora del lugar, de ahí el aspecto general de la fachada que más se asemeja a un palacio civil que a un edificio monástico.

 

 


Foto: Naiara Ardanaz

  • Bibliografía

    GARCÍA M. COLOMBAS, M.B., Monasterio de Tulebras, Gobierno de Navarra, Departamento de Educación y Cultura, Institución Principe de Viana, Pamplona, 1987

    ORBE Y SIVATTE, A., Monasterio de Tulebras. Un oasis para la contemplación, nº60, Edilesa, 2001

    REAU, Louis, Iconographie de L’Art Crrétien. (5 vols.), vol. 1, París 1956, p. 22

    RECONDO, J.M., “Monasterio de Tulebras”, TCP, nº 127, Pamplona, Diputación Foral de Navarra, 1972

    TARIFA CASTILLA, M.J., La arquitectura religiosa del siglo XVI en la merindad de Tudela, Gobierno de Navarra, Departamento de Educación y Cultura, Institución Príncipe de Viana, Pamplona, 2005.