El monasterio de La Oliva

Planta del monasterio

Los monasterios del Císter se extendieron por la Europa cristiana especialmente entre los siglos XII y XIII. A partir de la topografía de los monasterios benedictinos, los monjes del Císter consolidaron una distribución de las estancias que se repetirá en todos los monasterios de la Orden, de Noruega a Portugal, de Escocia a Italia. En primer lugar, debemos tomar como referencia el este, dirección a la que se orienta la cabecera de la iglesia. En La Oliva el claustro y las dependencias monásticas se sitúan al norte de la iglesia. No es lo habitual, ya que de esta forma la claustra disfruta de menos horas de sol y es más húmeda. Si dispusieron así los edificios fue por la topografía del suelo y los cursos de agua. Se supone que una vez seleccionado el lugar de construcción general, la iglesia iba en la parte alta del terreno de tal forma que mediante canalizaciones el agua recorriera el cenobio por los lugares convenidos. El agua daba vida al monasterio. Además de los molinos, norias y herrerías, diversas canalizaciones subterráneas tenían que atravesarlo para llevar y surtir la desaparecida fuente del lavatorio, en el claustro, y pasar luego por el calefactorio y las letrinas. En la zona ajardinada entre las ruinas del ala del refectorio, una de estas canalizaciones es perfectamente visible.

Si seguimos en el plano el orden habitual de las visitas, primero nos encontramos con la portería medieval (1). Una vez atravesado su doble hueco, uno para peatones y otro para carros y caballerías, accedemos al patio del palacio barroco del abad (2). Al fondo vemos la fachada de la iglesia. Tras la visita de la gran abacial (3), alcanzamos el claustro gótico (4), con la sala capitular (5) y el scriptorium o sala de monjes (6). Un poco más al este se ha conservado la Capilla de San Jesucristo, que remataba el ala de la enfermería (7). Otra vez en el claustro o desde la parte más septentrional del conjunto, podremos visitar la antigua cocina monástica (8).

 

  • Bibliografía

      

Por Carlos J. Martínez Álava

INTRODUCCIÓN

   PLANTA DEL
   MONASTERIO

 
   FACHADA DE LA IGLESIA
   ABACIAL

 
   DETALLE ESCULTÓRICO
   PORTADA

 
   VISTA EXTERIOR DE
   LA CABECERA DE
   LA OLIVA

 
   INTERIOR IGLESIA
   ABACIAL

 
   CAPILLA LATERAL
   DEL LADO NORTE

 
   CLAUSTRO

 
   SALA CAPITULAR

 
   SALA DE MONJES
   O SCRITORIUM
   ANTIGUA COCINA