28 de septiembre de 2011

Ciclo de conferencias

PATRIMONIO MUSICAL EN NAVARRA. LOS ÓRGANOS

El órgano de cerca: conociendo el instrumento

D. Raúl del Toro.
Conservatorio Superior de Música de Navarra

 

Con una nutrida afluencia de público que a duras penas pudo acomodarse en el coro de la iglesia de San Nicolás se desarrolló la última de las conferencias del ciclo. Durante la misma se abordaron cuestiones históricas, teóricas y prácticas referentes al órgano, su origen, evolución y características principales.

La conferencia dio comienzo con unos breves apuntes sobre los remotos orígenes del instrumento en el Egipto helenizado del siglo III antes de Cristo. A continuación fue abordado el tránsito del órgano desde el viejo paganismo hasta la era cristiana, así como algunos interesantes detalles sobre la acogida del órgano como instrumento musical propio de la Iglesia a partir del siglo VIII.

Una vez esbozado el marco histórico, se realizó una descripción de la estructura del órgano y elementos fundamentales de su funcionamiento: producción del viento mediante fuelles, diferentes tipos de fuelles, conducción del viento hasta el secreto, y suministro del viento desde el secreto hasta los diferentes tubos sonoros. Siguió una descripción de la estructura del hermoso órgano de la parroquia de San Nicolás de Pamplona: secreto y tubos correspondientes al primer teclado manual ubicados a nivel del suelo, secreto y tubos correspondientes al segundo teclado u Órgano Mayor situados en el plano principal y más visible de la caja, y elementos accionados desde el tercer teclado que se hallan en la parte superior de la caja. Todos ellos flanqueados por los grandes tubos de sonido profundo que cantan a las órdenes del teclado de pedales.

Una vez concluida la descripción de los principales aspectos técnicos y constructivos del instrumento se pasó a la audición de diversas piezas que permitiesen apreciar algunas de las numerosas posibilidades sonoras del instrumento: desde la misteriosa dulzura de los tres Violones que posee el órgano de San Nicolás –uno en cada teclado-, pasando por la nitidez poética del Flautado de trece palmos que se alza en la fachada, hasta el brillo imponente de la trompetería horizontal o de batalla. Las obras elegidas fueron de Antonio de Cabezón (1510-1566), organista de las cortes de Carlos I y Felipe II; Francisco Correa de Arauxo (1584-1654), organista que fue de la Iglesia del Salvador de Sevilla y de la Catedral de Segovia; sin olvidar al gran Johann Sebastian Bach (1685-1750) con su Fuga en sol mayor BWV 541/II. 


Raúl del Toro dirigiéndose a los asistentes

Raúl del Toro dirigiéndose a los asistentes que se congregaron en el coro de la parroquia de San Nicolás de Pamplona mientras explicaba las diferentes partes de que consta un órgano y sus sonidos 

Detalle de la caja del órgano de San Nicolás de Pamplona

Detalle de la caja del órgano de San Nicolás de Pamplona