6 de octubre de 2011

Ciclo de conferencias

ARTE Y ARTISTAS EN CASCANTE (II)

Artes suntuarias en Cascante

D. Ignacio Miguéliz Valcarlos.
Cátedra de Patrimonio y Arte Navarro

 

Las tres iglesias de Cascante, las parroquias de la Asunción y de la Victoria, y la Basílica de Nuestra Señora del Romero, custodian un interesante ajuar argénteo reunido a través de los siglos. Sin embargo, este conjunto de obras de platería constituye tan sólo el reflejo de lo que hubo, ya que la ciudad de Cascante fue saqueada en dos ocasiones, en 1710, durante la Guerra de Sucesión, por las tropas del archiduque Carlos, pretendiente a la corona española, y posteriormente en 1808, por el ejército francés, en la Guerra de la Independencia, lo cual ocasionó la pérdida de la mayor parte de las piezas de platería que atesoraban sus iglesias.
Debido a la situación geográfica de Cascante, en el valle del Ebro y la frontera sur de Navarra, los templos cascantinos van a realizar sus encargos a plateros zaragozanos y tudelanos, siendo muy pocos los encargos que realizaron en Pamplona. Lo cual se ve reflejado en las piezas que han llegado hasta nuestros días, donde podemos comprobar que en aquellas que presentan marcas, en su mayoría son de procedencia zaragozana, seguida de las obras salidas del centro tudelano, y tan sólo un conjunto con punzones pamploneses.

Debido a los saqueos que sufrió Cascante, la mayoría de las piezas conservadas son obras de gran sencillez, que responden a las tipologías habituales presentes habitualmente en los templos hispanos, en su mayoría piezas de astil. De esta forma, se ha conservado un nutrido conjunto de cálices, que abarcan desde la primera mitad del siglo XVI hasta 1900, en los que podemos ver la evolución estructural y decorativa en este tipo de piezas a través de los diferentes estilos artísticos, desde el gótico de la primera mitad del siglo XVI hasta los estilos historicistas de finales del siglo XIX. Siguiendo con este tipo de piezas, también se custodian copones y relicarios, así como custodias, entre las que destaca un magnífico ejemplar de mediados del siglo XVIII con punzón de Zaragoza, labrado en plata sobredorada, con profusión de decoración a base de elementos vegetales alternos con cabezas de querubín, y con un doble viril enmarcados por ráfagas de rayos rectos y flameados en el ostensorio. Y junto a estas obras nos encontramos diversos ejemplares de otras tipologías, como son navetas, vinajeras, portapaces, crismeras, hostiarios, lámparas o cetros, estos últimos, un conjunto de cuatro, con las únicas marcas de Pamplona presentes en las obras cascantinas Importante resulta también el capítulo de cruces, tanto de altar como procesionales, entre las primeras un magnífico ejemplar relicario de la primera mitad del siglo XVI, con una fina labor grabada de elementos vegetales recorriendo los brazos, y peana añadida a mediados del siglo XVIII. Mientras que entre las segundas se guardan sendos ejemplares barrocos del siglo XVII, la primera una obra desornamentada que sigue modelos puristas, y la segunda con los brazos de la cruz de cristal de roca con engastes de plata en el cuadrón y Crucificado, y cañón del mismo metal, ambos añadidos en la primera mitad del siglo XIX. Y finalmente se custodian dos conjuntos de coronas de la Virgen del Romero y el Niño, el primero obra barroca muy restaurada, y el segundo realizado en Pamplona por la Joyería Astrain para la coronación de Nuestra Señora del Romero en 1928, y sufragado por suscripción popular. Se trata de un conjunto de coronas para la Virgen y el Niño, halo y rostrillo, que sigue modelos historicistas, labrado en oro con engastes de pedrería, y medallones con esmalte que inscriben los escudos del Papa Pío XI y de Isidro Gomá, obispo de Tarazona, diócesis de la que dependía Cascante, así como los de Navarra y Cascante, junto a ocho medallones con alegorías de la letanía lauretana.

 

Cascante. Parroquia de la Asunción. Custodia

Cascante. Parroquia de la Asunción. Custodia. Anónimo. Zaragoza. Segundo cuarto del S.XVIII. 

Cascante. Parroquia de la Asunción. Conjunto de cuatro cetros

Cascante. Parroquia de la Asunción. Conjunto de cuatro cetros. Miguel de Irizibar. Pamplona. 1817