Publicador de contenidos

null 2019_04_07_FAR_opinion_diabetes

Maria Javier Ramirez Gil, Profesora de la Facultad de Farmacia y Nutrición de la Universidad de Navarra

Juan Manuel Irache Garreta, Profesor de la Facultad de Farmacia y Nutrición de la Universidad de Navarra

La diabetes, la pandemia que ya está entre nosotros

Con motivo del Día Mundial de la Salud, que se celebra el próximo domingo 7 de abril, nos gustaría llamar la atención sobre una dolencia, la diabetes, cuyas cifras la convierten ya en una auténtica pandemia.

dom, 07 abr 2019 13:19:00 +0000 Publicado en Diario de Navarra y Diario Montañés
María Javier Ramírez

Juan Manuel IracheEn la actualidad aproximadamente 1 de cada 11 adultos en el mundo sufre diabetes. Se considera, de hecho, la séptima causa de muerte por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Para 2040, a nivel global, se estima que habrá 640 millones de personas diabéticas y el coste de esta dolencia superará los 800.000 millones de dólares (cerca del 75% del PIB español) y será responsable directa de una reducción de hasta 12 años en esperanza de vida de los pacientes y de 5 millones de muertes anuales en todo el mundo. En realidad, una persona con diabetes tiene una esperanza de vida reducida y una mortalidad que duplica la de la población general. En España se diagnostican 400.000 nuevos casos cada año.

Esta enfermedad crónica se caracteriza por niveles elevados de glucosa en sangre (glucemia)y ocurre cuando el páncreas no produce suficiente insulina o cuando el cuerpo no puede utilizar de manera efectiva la insulina que produce. Niveles prolongados de altas tasas de glucemia pueden causar daños en los vasos sanguíneos y en diferentes órganos (como ojos, riñones, corazón, etc.). Hay tres tipos principales de diabetes: tipo 1, tipo 2 y gestacional. La segunda (asociada a estilos de vida no saludables) es la más prevalente y llega a superar el 90% de los casos totales en muchos países.

La lucha contra la diabetes se centra hoy en campañas educativas y de prevención, así como en el desarrollo de nuevos fármacos antidiabéticos y nuevos sistemas para el control de los niveles de glucosa y administración de insulina.  En cuanto a la prevención, la OMS recomienda una serie de medidas que se han demostrado efectivas para prevenir o retrasar la aparición de diabetes tipo 2, como son: mantener una cierta actividad física (al menos 30 minutos con intensidad moderada), controlar el peso, seguir una dieta sana (evitar azúcares refinados y grasas saturadas) y eliminarel tabaco.

Por otra parte, en los últimos años se han introducido nuevos avances terapéuticos para facilitar el control de esta enfermedad y la aceptación y cumplimiento del tratamiento por el paciente. Así, se han desarrollado nuevos fármacos con novedosos mecanismos de acción. Entre ellos destacan los compuestos con efecto incretina que inducen la producción de insulina en el páncreas, en respuesta a la presencia de comida; los cuales ayudan a mantener el nivel de glucosa en la sangre dentro del rango normal. Otros medicamentos novedosos son las sustancias que aumentan la eliminación renal (vía orina) de glucosa, cuya consecuencia esla reducción de los niveles en sangre. Otra innovación en el campo del tratamiento de la diabetes ha sido la aparición de combinaciones formuladas en un solo comprimido, de modo que se facilita la adherencia al tratamiento por parte del paciente.

Por lo que respecta a los sistemas de administración, los últimos años han sido también muy provechosos en innovaciones en este campo. Tradicionalmente, la insulina se ha asociado a una administración mediante jeringa por vía subcutánea; y no es hasta las últimas décadas del siglo pasado que aparecen alternativas como las bombas de insulina o las plumas. En la actualidad, se están dedicando muchos recursos al desarrollo de denominado “páncreas artificial”, para el control automático de la glucosa sin intervención del paciente. Este sistema estaría formado por la integración, mediante algoritmos matemáticos, de un sensor capaz de monitorizar de forma continua la glucemia y una bomba de infusión continua de insulina.

Otra estrategia interesante desarrollada por la industria farmacéutica corresponde a los sistemas para la administración pulmonar u oral de insulina. En este campo destaca la aparición, en 2014, de insulina de acción rápida inhalada. Un tratamiento que eliminaría, al menos en la práctica, las barreras psicológicas asociadas con la inyección subcutánea de los sistemas tradicionales (fobia a las agujas y técnica de inyección incorrecta).  Finalmente, merece la pena resaltar la novedad de las formulaciones de insulina bucal, comercializadas en diferentes países -como la India o Ecuador- o de administración por vía oral.

Ante estos nuevos escenarios en prevención y tratamiento de la diabetes es necesario que todos los actores implicados (pacientes, cuidadores, personal sanitario, gestores…) conozcan las ventajas que aportan los avances terapéuticos y la prevención para un correcto tratamiento de la dolencia. No cabe duda de que todo ello ayudará a retrasar la aparición de complicaciones como la ceguera, la diálisis, las amputaciones no traumáticas o las enfermedades cardiovasculares; así como a mejorar la calidad y la esperanza de vida del paciente diabético y contribuir a la sostenibilidad del sistema sanitario.