Publicador de contenidos

null noticia_istun_2021_04_21_respuesta_vih_respuesta_retroviral

El Instituto de Salud Tropical de la Universidad de Navarra investiga la respuesta de los distintos subtipos del VIH al tratamiento antirretroviral

“Una proporción importante de la población desconoce cómo se transmite el virus, creen que no existe o que se contagia a través de la brujería o las maldiciones”, señala Silvia Carlos, co-investigadora principal del proyecto OKAPI


FotoManuel Castells/Silvia Carlos.

23 | 04 | 2021

Texto

El Instituto de Salud Tropical de la Universidad de Navarra (ISTUN) investiga la respuesta al tratamiento antirretroviral de los distintos subtipos del virus del Sida en África Sub-Sahariana. A día de hoy el 60% de las nuevas infecciones totales del mundo por VIH, se dan en esta región, lo que constituye una pandemia que afecta, deprime y empobrece esas zonas ya de por sí mermadas.

El estudio OKAPI se centra en la República Democrática del Congo y ha conseguido analizar muestras de sangre de 363 personas que se envían al laboratorio de Microbiología de la Clínica Universidad de Navarra para su análisis. Dichas muestras se envían desde el Centro Hospitalario Monkole, en Kinshasa. El doctor Gabriel Reina, co-investigador principal del proyecto, y su equipo investigan qué subtipos del VIH causan la infección y de qué manera se podría tratar mejor. También se estudia y es uno de los objetivos de la tesis doctoral de David Barquin si algunas cepas se han hecho resistentes a los diferentes tratamientos existentes y sí se necesitan tratar de otra manera.

“La razón por la que se dan tantos casos tiene que ver con la transmisión sexual y comportamientos de riesgo. Muchas prácticas comunes y normalizadas en la población local tienen un riesgo muy alto de contagio”, explica la investigadora principal del estudio y profesora de la Facultad de Medicina, Silvia Carlos.

Otro de los objetivos principales de la investigación es poder informar correctamente a las personas que viven en dichas poblaciones. Para ello se han realizado tests de diagnóstico de VIH a los 797 participantes y se ha recogido a través de encuestas información sobre los conocimientos y comportamientos de riesgo asociados con el VIH. Con estos datos se aconseja a los participantes para que sean conscientes de los riesgos que entrañan dichos comportamientos y puedan prevenirlos de una forma efectiva.  “Gran parte del problema es el total desconocimiento del VIH y los factores asociados por parte de la población. Una proporción importante de la población desconoce completamente cómo se transmite el virus, incluso creen que no existe o que se contagia a través de la brujería o las maldiciones”, expone Silvia Carlos.  “También perseguimos combatir las consecuencias que sufren los infectados: violencia, estigmatización y exclusión social”.

Como se recoge en un trabajo recién publicado en la revista Scientific Reports, la investigadora señala que el principal obstáculo de este estudio es la dificultad de retención de los participantes en el estudio. Gran parte de los entrevistados en primera instancia no regresan para continuar el estudio. A los seis meses solo vuelve el 57% de los participantes y al año solo el 27%. “Esta situación complica que el estudio pueda desarrollarse de la manera más satisfactoria”, concluye. Hemos observado que hay una mayor retención en el estudio entre las personas que están estudiando, tienen un acceso diario/semanal a internet, se han realizado tests de VIH previos o tienen intención de compartir el resultado del test de VIH con su pareja. Teniendo en cuenta estos resultados tenemos que seguir trabajando para mejorar la calidad de los estudios de prevención de VIH y sobre todo, mejorar la salud de la población africana.

BUSCADOR NOTICIAS

BUSCADOR NOTICIAS

Desde

Hasta