Publicador de contenidos

null reportaje_E2025_medicina-paliativa

Los colores de la Medicina Paliativa

REPORTAJE

25 | 10 | 2021

ESTRATEGIA 2025

Texto

FotoManuel Castells

El doctor Carlos Centeno recurre a una anécdota vivida con su sobrino para explicar la Medicina Paliativa. "Cuando era pequeño, jugábamos a contar cuentos. Uno comenzaba la historia y el otro tenía que seguirla", rememora. "Un día, yo empecé hablando de un dragón verde y mi sobrino me paró de inmediato para corregirme: «el dragón es de colores», recuerdo que me dijo. Así es también la Medicina Paliativa: de colores", afirma seguro.

En la imagen

El doctor Carlos Centeno es el coordinador científico de la línea de investigación en Medicina Paliativa de la Estrategia 2025.

Los colores a los que el Dr. Centeno se refiere son los valores que, a pesar de ser intangibles, ellos tocan todos los días.

Ellos son los profesionales que se dedican a los cuidados paliativos; en este caso, el equipo interdisciplinar que dirige Centeno, formado por médicos, enfermeras y psicólogos, pero también por investigadores del área de las ciencias sociales y las humanidades: historiadores, filólogos, un trabajador social…

Los valores son la dignidad humana, la gratitud, el amor entre las personas; la dedicación y generosidad de los profesionales, que permanecen junto a un enfermo más allá de lo que sería estrictamente necesario; y el tono positivo a la hora de afrontar el sufrimiento.

Y estos valores son los que busca difundir en la sociedad y entre los profesionales la línea de investigación en Medicina Paliativa de la Universidad, dentro de su Estrategia 2025

"Queremos hacer llegar el mensaje de la Medicina Paliativa, que es un mensaje de valores, a la sociedad", explica Carlos Centeno. "Y para hacerlo estamos trabajando en tres líneas estratégicas: investigando en los propios valores, documentando la realidad del desarrollo de los cuidados paliativos en el mundo (lo que ha cristalizado en los proyectos ATLAS de Cuidados Paliativos) y estudiando la propia lógica del mensaje". 

"La Universidad quiere aportar en aquello que merece la pena, en lo que hoy preocupa a la sociedad"

En la Universidad de Navarra la investigación en Medicina Paliativa comenzó en 2006 cuando se inició el Equipo de Soporte de la Clínica. Más tarde, en 2008, se incorporó como asignatura al Grado de Medicina y en 2012 se puso en marcha el grupo de investigación interdisciplinar ATLANTES en el Instituto Cultura y Sociedad

Hoy en la Universidad un importante número de profesores e investigadores trabajan en temas de Medicina Paliativa, con un claro deseo de cooperar con otras instituciones con objetivos similares y perspectivas distintas. Como explica Carlos Centeno, "la Universidad mira a la sociedad y siente la necesidad de devolverle lo que recibe de ella, aportando en aquello que merece la pena, en lo que hoy preocupa. Y no hay ninguna duda de que la coyuntura social, la edad avanzada de las poblaciones europeas y el modo en que se ha enfocado, en los últimos años, el final de la vida es un punto caliente".

En la imagen

Carlos Centeno dirige un equipo multidisciplinar, formado por médicos, enfermeras y psicólogos, pero también por investigadores del área de las ciencias sociales y las humanidades: historiadores, filólogos, un trabajador social…

El Dr. Centeno defiende que la Medicina Paliativa es medicina avanzada. "Algunos dicen: «pero, si no hacéis nada»", se queja, aunque con una sonrisa. "No hacemos nada en el sentido de que no utilizamos una técnica, un aparataje, una prueba diagnóstica…", reconoce. "Lo que hacemos es cuidar activamente. Evaluar. Identificar los problemas. Dar apoyo. Y acompañar, no sólo al enfermo, sino también a la familia. Y para esto hace falta medicina avanzada". Y explica: "Hay que saber mucho del manejo del dolor y de los síntomas. Hay que saber usar los fármacos de los que disponemos. Hay que saber mucho del componente emocional de la persona para identificar qué está pasando: si el paciente está desanimado o desmoralizado, si el problema está en la adaptación al proceso... Hay que saber comunicar. Y hay que saber dar respuesta a las cuestiones éticas a las que nos enfrentamos muchas veces. Y todo esto necesita investigación", concluye. 

En España, la Medicina Paliativa comenzó a desarrollarse en los años 90 y lo hizo con fuerza. Hasta hace 10 años. "Entonces, todo el mundo se olvidó", recuerda Centeno. "Ha sido ahora, a raíz del debate en torno a la eutanasia cuando nos hemos acordado de que los enfermos terminales tienen necesidades y se empieza hablar de cuidados paliativos. El problema es que muchas veces no se sabe de qué se habla". Y es que, a la hora de referirse a la Medicina Paliativa, se manejan muchas veces conceptos antiguos, pensando que es la que se aplica al que se va a morir, cuando ya no hay nada más que hacer. "La Medicina Paliativa es muy activa", replica el Dr. Centeno. "La gente se sorprende cuando se entera de que atendemos a pacientes en consulta. Pero es que lo que hacemos es aliviar el sufrimiento intenso de quien tiene una enfermedad grave. Eso es Medicina Paliativa hoy"

Por eso no es negra; ni siquiera, gris. Aunque Carlos Centeno reconoce que en su día a día como médico de cuidados paliativos hay momentos intensos y difíciles; cuando se le pregunta qué es lo más duro de su profesión, lo tiene claro: "Lo duro es ver sufrir y no aliviar. Y eso lo vemos algunas veces. Pero, ¿ver morir a alguien en paz? Eso no es duro en absoluto. Puede ser, incluso, bello y reconfortante. Cuando ves que alguien llega a tu consulta en una situación de estrés emocional, de miedo, de confusión... y  poco a poco, esa situación compleja, difícil, se va desanudando, y esa persona avanza en ese proceso de aceptación, o al menos de adaptación, y llega a morir en paz... Eso de duro no tiene nada: lo tiene de muy bonito y de muy reconfortante. Y es algo a lo que merece la pena dedicarle la vida: a hacer que, cada vez, haya más gente que pueda tener el apoyo necesario para hacer ese recorrido que todos tendremos que hacer algún día”. 

BUSCADOR NOTICIAS

BUSCADOR NOTICIAS

Desde

Hasta