Publicador de contenidos

20220121_ENF_webinar

Pablo del Pozo Herce, enfermero residente de salud mental: "Se debe hablar claramente sobre el suicidio, pero no solo con el paciente, también con la familia"

La Facultad de Enfermería de la Universidad de Navarra organiza una sesión sobre salud mental: según el INE, en el mundo se producen 11 suicidios al día, 1, cada 2 horas

21 | 01 | 2022

“Se debe hablar claramente sobre el suicidio, pero no solo con el paciente, también con la familia”, afirmó en la Universidad de Navarra Pablo del Pozo Herce, enfermero residente de salud mental en el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz. El experto intervino en la sesión "La enfermería frente al suicidio”, organizada por la Facultad de Enfermería de la Universidad de Navarra. En el webinar, cuyo objetivo era hablar sobre salud mental y suicidio desde la psicología y la enfermería, también intervino Cristina Vidal, psicóloga clínica de la Clínica Universidad de Navarra.

“Hay mucho estigma con la enfermedad mental. Aunque las tendencias están cambiando, sigue costando exteriorizar o reconocer algo que no es visible”, señaló Cristina Vidal. Las verbalizaciones sobre no querer vivir, la desesperanza, el aislamiento o la disminución de apetito y de las horas de sueño son algunas de las señales de alarma de una persona con pensamientos suicidas. “Es muy importante hablar, entender al paciente, ponernos a su lado y validar sus sentimientos”, explicó.

En la actualidad, la salud mental se ha convertido en un gran problema para la sociedad. Afecta a todos los grupos de edad, destacando a jóvenes y ancianos. “Son etapas de cambio que conllevan un gran cambio psicológico. Los adolescentes, por esa etapa de transición por la que pasan, y los ancianos, por la sensación de soledad y dependencia”, indicó Pablo del Pozo. Además, “en adolescentes, el suicidio es una de las principales causas de muerte no natural”, añadió Cristina Vidal. 

Abordar el tema del suicidio requiere una intervención multidisciplinar”, aseguró la psicóloga. De esta manera quiso reflejar la importancia de la colaboración entre psicólogos, psiquiatras y enfermeros para ofrecer al paciente una mejor atención. Sin embargo, en la práctica diaria, los profesionales sanitarios se encuentran con una falta de tiempo para dedicar al paciente, lo que resulta en una calidad asistencial peor. “Si no hay suficientes profesionales, no se puede hacer un seguimiento intensivo” explicó Pablo del Pozo.

Durante la sesión también se pudo hablar sobre la necesidad de implantar la figura de la enfermera escolar en todas las comunidades autónomas, la importancia de los servicios sociales en la prevención del suicidio o el papel de apoyo que tiene la familia de un paciente.  

Las cifras del suicidio y sus factores agravantes

“En 2020 ha habido casi 4.000 suicidios, según el Instituto Nacional de Estadística. En el mundo 800.000 al año. Esto son 11 suicidios al día, y uno cada dos horas. Las cifras son alarmantes”, explicó Pablo del Pozo. El aumento de estas cifras también podría verse afectado por el aumento de las enfermedades crónicas. “Cada vez tenemos una duración de vida mayor. Muchas enfermedades ya no son mortales, pero tienen una incidencia en la calidad de vida. Esto puede ser un factor que lleva a un paciente a pensar ‘para vivir así, mejor no vivir’”, aseguró Cristina Vidal. 

“También se ha visto un aumento en las tasas de suicidio de sanitarios. Esto se debe a la presión que tiene el colectivo y el gran impacto psicológico que conlleva”, añadió Pablo del Pozo. Estas cifras reflejan la importancia social de hablar sobre suicidio. Por ello, el pasado diciembre, el Gobierno lanzó un nuevo número de teléfono para prevenir el suicidio, el 024. En él no habrá que registrarse ni dar ningún dato personal, garantizando la confidencialidad de la llamada. 

Podcast de la sesión completa

BUSCADOR NOTICIAS

BUSCADOR NOTICIAS

Desde

Hasta