Publicador de contenidos

20220211_ENF_consumo_sustancias

La planificación, la toma de decisiones y el compromiso con el aprendizaje previenen el consumo de sustancias nocivas entre los adolescentes

Así lo destaca una investigación de las Facultades de Enfermería y de Educación y Psicología, junto con el ICS, de la Universidad de Navarra en la que participaron 6.755 adolescentes de Perú, Chile, España y México


FotoManuel Castells
/De izquierda a derecha los investigadores Alfonso Osorio, Maider Belintxon, Marta Vidaurreta y Álvaro Balaguer.

11 | 02 | 2022

La planificación, la toma de decisiones y el compromiso con el aprendizaje han resultado ser factores relevantes para prevenir el consumo de sustancias en adolescentes. Así lo demuestra una investigación llevada a cabo en el proyecto “A+ (Adolescentes en positivo)” y financiada por el plan de investigación de la Universidad de Navarra PIUNA, en el que han participado las profesoras de la Facultad de Enfermería, Maider Belintxon y Marta Vidaurreta; María Calatrava, del Instituto Cultura y Sociedad (ICS); y Alfonso Osorio, investigador en el ICS y profesor junto con Álvaro Balaguer de la Facultad de Educación y Psicología de la Universidad de Navarra. 

El artículo “Internal developmental assets and substance use among Hispanic adolescents. A cross-sectional study”, publicado el pasado noviembre, recoge los datos de una encuesta realizada a 6.755 adolescentes en edades comprendidas entre los 12 y los 18 años y procedentes de España (1.532), México (2.134), Chile (864) y Perú (2.225). A través de ella, se ha podido comprobar que existe un vínculo entre la planificación y la toma de decisiones y el consumo de sustancias. “Los adolescentes con mejores habilidades de planificación y sentido de responsabilidad optarán por seguir los consejos de adultos y expertos en salud dirigidos a prevenir el consumo de sustancias debido a los riesgos que conllevan”, explica Maider Belintxon. 

Por otra parte, se indica que el compromiso con el aprendizaje de los adolescentes, específicamente en los aspectos vinculados a la realización de tareas escolares y la lectura por placer, se asocia con una menor prevalencia de consumo de sustancias. “La lectura favorece la adquisición de conocimientos, información y abre mundos imaginarios, además, puede animar a los jóvenes a adoptar estilos de vida más saludables”, comenta Alfonso Osorio. 

Finalmente, el estudio no encontró asociación entre competencias interpersonales, como la sociabilidad, y el consumo de sustancias. Aunque estudios previos han encontrado efectos positivos de la sociabilidad también se han encontrado efectos negativos. Por ello, “hay que estudiar mejor cómo influye esta competencia en el bienestar de los adolescentes”, añade Marta Vidaurreta.

Apostar por programas preventivos de salud en jóvenes

Según las respuestas obtenidas en la encuesta sobre el consumo de sustancias, el 15% de los participantes había consumido tabaco, el 32% había consumido alcohol, el 16% había realizado binge drinking -consumo de una cantidad excesiva de alcohol en un corto periodo de tiempo-, el 6% había consumido marihuana y el 3% había consumido otras drogas. “Estos datos muestran que, aunque el consumo de sustancias en adolescentes es preocupante, son mayoría los que no consumen. Es importante detectar quiénes son los que no consumen, por qué no lo hacen (qué les protege), e intentar extender esa protección diseñando programas preventivos de salud pública para niños y jóvenes", comenta Alfonso Osorio. 

→ Maider Belintxon, María Calatrava, Alfonso Osorio, Álvaro Balaguer, Marta Vidaurreta (2021). Internal developmental assets and substance use among Hispanic adolescents. A cross-sectional study.

BUSCADOR NOTICIAS

BUSCADOR NOTICIAS

Desde

Hasta