Publicador de contenidos

Atrás Reportaje_Practicas_Rural

El desarrollo rural, 'en manos' de los universitarios

REPORTAJE

08 | 09 | 2023

Texto

Estudiantes de la Universidad han realizado prácticas en 20 poblaciones diferentes de Navarra gracias al programa "Revitalizar el Patrimonio Rural"

Los estudiantes universitarios suelen aprovechar el verano para realizar prácticas profesionales. Desde marzo, sobre todo en la época estival, 33 estudiantes de la Universidad han decidido formarse en 20 poblaciones de Navarra. Esto ha sido posible gracias al proyecto "Revitalizar el Patrimonio Rural", resultado del acuerdo entre nuestra Universidad, la Dirección General de Administración Local y Despoblación del Gobierno de Navarra y la Fundación La Caixa, entidad que financia el programa.

"La iniciativa surge como respuesta a los graves problemas relacionados con la despoblación y pérdida de vitalidad social y económica que sufren amplias zonas del territorio navarro y el objetivo que persigue es revertir -o al menos paliar- los efectos que tiene en el patrimonio natural, cultural y social de nuestra tierra", explica Juanjo Pons, impulsor del proyecto y profesor titular de Geografía y Ordenación del Territorio de la Facultad de Filosofía y Letras.

Los estudiantes pertenecen a siete facultades diferentes y estudian grados como Historia, Periodismo, Relaciones Internacionales, Pedagogía, Magisterio, Biología y Gestión Aplicada. Varios de ellos han podido completar más de una práctica en diferentes entidades y empresas, públicas y privadas, como ayuntamientos, fundaciones, asociaciones y museos. En total, han realizado 40 prácticas en las que han podido implicarse con la población local, visibilizar a las instituciones y sus necesidades y aplicar y profundizar en lo aprendido en el aula.

"Es muy relevante que los jóvenes universitarios (en muchos casos urbanitas) conozcan de primera mano el medio rural y convivan con sus habitantes. Además, estos aportan sus conocimientos, su talento y su ilusión ayudando en tareas que diferentes entidades públicas y privadas enraizadas en el territorio han detectado como necesidades para los pueblos. Quién sabe si, a través de esta experiencia ‘inmersiva’, salen futuras oportunidades laborales y vocaciones repobladoras para esos entornos", comenta Juanjo Pons.

"Quién sabe si, a través de esta experiencia 'inmersiva', salen futuras oportunidades laborales y vocaciones repobladoras para esos entornos"

Volver a las raíces

En su primer verano universitario, Iria Rodríguez Ezpeleta, estudiante de Bioquímica con el Science Business Program, ha realizado prácticas en ICARRA Asociación para la Conservación de Gallipienzo. Esta es una institución creada por sus vecinos en el año 1979 con el fin de preservar la infraestructura y memoria del pueblo y mantener la unidad entre sus habitantes. La familia de Iria es oriunda del municipio y ella ha pasado los veranos corriendo por sus calles. "Gallipienzo me ha visto crecer y ahora yo quiero ayudarle a crecer en este momento de despoblación. Un programa que busca la preservación de Navarra merece toda la atención que pueda recibir", comenta.

En la imagen

Iria Rodríguez (segunda por la izquierda), junto con familiares y vecinos del pueblo

Paula Erro Alzueta, estudiante de 2º de Enfermería, ha realizado sus prácticas de verano en la Residencia Municipal San Vicente de Paúl de Sangüesa. El programa le parece una buena oportunidad, especialmente para aquellos que están iniciando su carrera profesional. Considera una ventaja trabajar en entornos rurales por la cercanía con sus habitantes. "Esta sensación de comunidad permite una inmersión más real en la cultura local. Vivir esta experiencia podría resultar en una conexión más profunda con el entorno laboral", comenta Paula. 

En la imagen

Paula Erro, estudiante de Enfermería, en la Residencia Municipal San Vicente de Paúl de Sangüesa

Javier Munilla Antoñanzas, estudiante de 4º Historia con el Diploma en Arqueología, ha realizado sus prácticas de verano en las parroquias de Lerín y Dicastillo, lugares donde albergan gran patrimonio histórico-artístico y poblaciones estudiadas por anteriores historiadores. Entre otras tareas, se encargó de la organización y promoción de visitas guiadas a las parroquias para dar a conocer y poner en valor el patrimonio que albergan tanto a vecinos de los propios municipios como a turistas. "En el ámbito más personal, la experiencia me ha permitido conocer y adentrarme en el arte navarro, lo que me está resultando muy útil para mi formación académica al descubrir cómo distintos artistas de distintas épocas dejaron su impronta en la zona media de Navarra", reflexiona.

Por su parte, Lucía Alonso Antón, estudiante de 4º del Grado en Gestión Aplicada, ha realizado sus prácticas de verano en una empresa más grande. Se trata de Gurit Falces, productora de núcleos de palas de molinos de viento para organizaciones como Siemens Gamesa Renewable Energy. "Estas experiencias te ayudan a entender el funcionamiento de una empresa real, a reforzar los conocimientos adquiridos en el aula y a construir una red de contactos profesionales", asegura. "Este programa da visibilidad a grandes empresas que se encuentran en pequeñas poblaciones. También ayuda a los jóvenes a desarrollar su talento en entornos reales teniendo en cuenta el aprovechamiento sostenible de los ecosistemas naturales", añade.

En la imagen

A la izquierda, Javier Munilla en la parroquia de Dicastillo; a la derecha, Lucía Alonso que ha realizado prácticas en la empresa Gurit Falces

Javier Martínez Sarasate, que ha empezado este curso el Máster Universitario en Profesorado de E.S.O. y Bachillerato, F.P. y Enseñanza de Idiomas, ha realizado prácticas en el Ayuntamiento de Eslava. Ha ayudado en la dinamización del patrimonio como guía del yacimiento arqueológico de Santa Criz de Eslava.

"Es un programa con el que estudiantes de distintos grados podemos aportar ‘nuestro granito de arena’ para ayudar a la dinamización de pueblos de la zona"

"Al haberme graduado en Historia con el Diploma en Arqueología, me ha ayudado a comprender mejor la historia de una ciudad romana en Navarra. Además, he mejorado mi manera de expresarme, que será de gran ayuda para la realización del máster. Es un programa con el que estudiantes de distintos grados podemos aportar ‘nuestro granito de arena’ para ayudar a la dinamización de pueblos de la zona", comenta Javier.

En la imagen

Javier Martínez ha colaborado como guía en el yacimiento arqueológico de Santa Criz de Eslava

Saioa Moreno Capilla, estudiante de 2º del Grado en Gestión Aplicada, ha llevado a cabo sus prácticas de verano en Libros con Historia, una librería de libros antiguos situada en Urroz. Esta, junto con otras dos librerías del pueblo, forman "Urroz Villa del Libro". Durante el transcurso de estas prácticas, desarrolló un manual de gestión de la librería y ayudó con la organización de actividades y eventos para promover el "biblioturismo". Saioa destaca la importancia de realizar prácticas para ampliar conocimientos y habilidades, además de conocerse y desarrollarse profesionalmente. Para conseguir estas prácticas, no solo le bastó con solicitar la oferta, sino que también llamó personalmente a la empresa para que tomasen en consideración su candidatura. Y, de hecho, esta acción fue decisiva para que la eligieran para el puesto. "La Universidad pone a nuestra disposición muchas oportunidades, pero también tienes que mostrar iniciativa", recomienda Saioa.

En la imagen

Saioa Moreno en la librería Libros con Historia

BUSCADOR NOTICIAS

BUSCADOR NOTICIAS

Desde

Hasta