Publicador de contenidos

2015_06_03_ECO_Maria_Revuelta

"Hay momentos en los que hay que arriesgarse y tomar decisiones que desde fuera pueden parecer poco racionales"

María Revuelta Nagore trabaja en Loewe

Descripcion de la imagen
03/06/15 12:27

- ¿A qué se dedica tu empresa y cuál es tu papel en ella?

Trabajo en Loewe, una firma de moda española que nació en 1846 como una asociación de artesanos de la piel, convirtiéndose en una de las primeras casa de lujo del mundo. Ahora no sólo trabaja con productos de piel, sino que ha extendido su oferta trabajando con otros tejidos y materiales. Loewe diseña, fabrica y comercializa sus productos a través de una red de tiendas propias y puntos de venta multimarca en todo el mundo. Actualmente está presente en más de 30 países con más de 160 tiendas.

Dentro de esta gran empresa, mi puesto es Distribution Planner. Trabajo dentro del departamento de Global Merchandising en la parte de Wholesale. Una de mis funciones es encargarme de la distribución semanal de la mercancía a las tiendas multimarca de todo el mundo. Trabajo codo con codo con el departamento comercial y de logística, para asegurar que las tiendas reciben la mercancía en las fechas correctas. Además, hacemos un seguimiento de las ventas para poder hacer estimaciones de las compras de las próximas temporadas y poder hacer buenas propuestas a nuestros clientes, asesorándoles lo mejor posible.

- ¿Cómo ha sido el proceso para llegar hasta ahí?

Estudié ADE y Economía en la Universidad de Navarra, cursando el último cuatrimestre en el IESE, un programa que recomiendo a todos los estudiantes. Al terminar, estuve unas semanas haciendo prácticas en Consulnor Madrid (Banca Privada), donde me dediqué principalmente a temas administrativos relacionados con las SICAV, como la preparación de actas y certificados de las Juntas Generales de Accionistas, la presentación de Informes de Gestión o la declaración del Impuesto de Sociedades.

Después estuve siete meses en El Diario Vasco en San Sebastián con la Beca PIE dentro del departamento de Control de Gestión. Allí me dedicaba a hacer análisis de los costes, a controlar, contabilizar y emitir facturas, a ayudar en la elaboración de las cuentas anuales y a la gestión de la plataforma Oferplan. De allí pasé con un contrato a otra empresa del mismo grupo, El Correo, y me trasladé a Bilbao, donde estuve casi un año y medio. En El Correo trabajé en el Centro de Servicios Compartido, un departamento creado para llevar la gestión contable y financiera de todas las cabeceras del norte de España del Grupo Vocento. Me dedicaba especialmente a llevar El Diario Vasco y Vocento, siendo responsable de la contabilización de los cierres mensuales, presentación de impuestos y la contabilización de la tesorería y las facturas, entre otros.

Estando en Bilbao, apliqué al ISEM para poder cursar el Máster Ejecutivo en Dirección de Empresas de Moda, algo que había querido hacer desde que estaba en la Universidad. Estaba segura de que quería trabajar en el mundo de la moda. Por eso, una vez fui admitida, acordé irme de El Correo para poder trasladarme a Madrid y realizar el máster.

A través de ISEM conseguí unas prácticas en OHL Desarrollos para trabajar en El Proyecto Canalejas. Consiste en la rehabilitación de un conjunto de edificios históricos en donde irán un hotel, viviendas y una galería comercial con una zona gastronómica, todo de lujo. Aquí estuve sólo tres meses pero tuve la suerte de trabajar con un equipo estupendo y aprendí muchísimo de todas las áreas del proyecto, aunque yo me dedicaba más a la parte de estudios de mercado relacionados con el turismo y el travel retail.

Finalmente, también a través de ISEM, tuve una entrevista en Loewe y entré en un proceso en el que finalmente fui seleccionada y es donde estoy ahora. Llevo solo tres meses, pero estoy aprendiendo muchas cosas y viendo cómo es una empresa del sector por dentro.

Creo que la clave de todo este proceso ha sido tener claro lo que quería. Sin embargo, ha sido un proceso largo en el que vas descubriendo poco a poco qué es lo que quieres y no quieres hacer. Lo que no hay que tener es miedo a equivocarse y trabajar duro por aquello que deseas. Además, hay ciertos momentos en los que hay que arriesgarse y tomar decisiones que puede que desde fuera no parezcan muy racionales, pero hay que pensar que tu trabajo es una parte muy importante de tu vida y, por eso, tienes que dedicarte a algo que realmente te gusta. Cuando eres joven y no tienes tantas responsabilidades, es el momento de arriesgar y encaminar el rumbo.

- ¿Qué grado estudiaste y por qué lo escogiste?

Estudié ADE y Economía en la Universidad de Navarra. Escogí estas dos licenciaturas porque el mundo de la empresa siempre me ha llamado mucho la atención y creo que son carreras que te dejan muchas puertas abiertas. Por una parte, adquieres una muy buena base en muchos temas como Estrategia, Marketing, Finanzas o RRHH, que te permite trabajar en casi cualquier cosa e ir acotando una vez que tienes más experiencia.

Por otro lado, siempre me ha llamado la atención la gente que monta su propio negocio y no me importaría hacer algo por mi cuenta en el futuro. Estudiar estas carreras me ha permitido conocer a emprendedores y poder escuchar de primera mano sus historias que, sin duda, es algo súper interesante y motivante.

- ¿Qué destacarías de tu paso por la Facultad?

De mi paso por la Facultad me llevo muchas cosas, pero si tuviera que destacar algo en concreto, me quedaría con las personas. Con muchos profesores con grandes conocimientos que saben cómo transmitirte su pasión por lo que enseñan. También con mis compañeros y mis amigos, porque cuando acaba la universidad se echa mucho de menos todos esos buenos momentos en clase y fuera de las aulas, las cenas, las salidas e incluso los descansos en periodos de exámenes.

- ¿Alguna asignatura o un profesor que te hayan influido especialmente?

La asignatura que más recuerdo es Costes, con el profesor Javier Arellano. Aprendí muchísimo en sus clases y sabía cómo mantener nuestra atención. Me dio pena no poder hacer Costes II porque tenía que cursarla cuando me fui al IESE, aunque este año en el máster he tenido la oportunidad de recuperar alguna de esas clases, ya que hemos tenido un mini módulo de Costes con él.

Otras asignaturas que me gustaron especialmente fueron Estrategia, donde aprendimos la importancia de definir y gestionar adecuadamente la cadena de valor de la empresa; Finanzas, en la que aprendimos a valorar proyectos en inversiones; y Marketing, donde nos enseñaron la importancia de saber segmentar bien el mercado, conocer cuál es el público objetivo y cómo gestionar los elementos del marketing mix.

- ¿Puedes darnos alguna pista que pueda ser útil para otros alumnos de la Facultad que estén interesados en tu sector o en tu empresa?

En mi opinión, para trabajar en moda lo más importante es transmitir pasión por ella y que realmente sea un mundo que te divierta e interese. Es un sector muy competitivo y que mucha gente tacha de superficial, pero es realmente bonito trabajar en él y requiere invertir muchas horas, por lo que no es ninguna tontería. El mejor consejo que puedo dar es que si realmente quieres trabajar en algo, trabajes duro, porque al final las cosas se consiguen.  

BUSCADOR NOTICIAS

BUSCADOR NOTICIAS

Desde

Hasta