Lengua y cultura en nueve idiomas

Cerca de 3.000 alumnos se forman cada año en las aulas del Instituto de Idiomas de la Universidad de Navarra. Además de estudiantes, empleados y profesores de la Universidad, la matrícula en el centro está abierta a toda la ciudadanía. Con casi sesenta años de andadura, el Instituto cuenta con docencia en nueve idiomas: inglés, francés, italiano, alemán, ruso, portugués, chino, árabe y euskera.

25 profesores integran la plantilla, de los cuales 22 son nativos. Docentes que, además de cuestiones de léxico o gramática, transmiten a sus alumnos la riqueza de su lengua con todas sus connotaciones culturales en forma de giros o expresiones más coloquiales.

Desde hace doce años, Paul Bentham es uno de los profesores de inglés del Instituto. “Lo que un profesor nativo puede aportar en el aprendizaje de un idioma depende en gran medida del uso que el alumno quiera hacer de él y de las metas que se esté planteando. Se tiene que preguntar en qué ámbito va a emplear ese idioma”. Según Bentham, un profesor nativo aporta un plus a sus clases: que ha crecido y conoce la cultura de ese idioma. “Cuando la gente habla hace muchas referencias a aspectos culturales de la lengua, del país”.

Paul Bentham
 
Paul Bentham
Inglés

“Lo que un profesor nativo puede aportar en el aprendizaje de un idioma depende en gran medida del uso que el alumno quiera hacer de él y de las metas que se esté planteando"

Laurence Beaucourt es profesora de francés. “La verdad es que conocer el idioma desde pequeña, la cultura que me han dado mis padres, ha influido mucho en el que yo pueda trasmitir a los alumnos todos mis conocimientos. Además de la gramática, el léxico que puedes enseñar no siendo nativo, se trasmite la esencia del idioma, el bagaje cultural. Una cuestión que creo que es interesante para los alumnos”.

Susanna Goñi, profesora de alemán, ofrece otro punto de vista. No es nativa, reconoce, pero ha vivido durante años en Alemania y ha podido conocer y entender la cultura germana.

Laurence Beaucourt
 
Laurence Beaucourt
Francés

“Conocer el idioma desde pequeña, la cultura que me han dado mis padres, ha influido mucho en el que yo pueda trasmitir a los alumnos todos mis conocimientos"

Goñi diferencia las necesidades que puede tener un alumno principiante de otro que necesita ampliar su vocabulario o enriquecer su conocimiento de un idioma. “Sobre todo si hablamos de educación de adultos, un alumno principiante, que necesita comprender cómo va esa estructura idiomática si no tiene un paralelismo con su lengua madre, lo encuentra más difícil. Ahí es donde el profesor no nativo aporta un valor añadido porque controla esas dificultades que pueden surgir durante el proceso de aprendizaje. Le puedes anticipar a un alumno qué le está pasando”.

Chino y alemán, los idiomas que más crecen

Inglés, con cerca de 2.000 alumnos al año, y francés, con 400 matrículas, son las lenguas más demandadas en el Instituto de Idiomas. No obstante, según los datos de matriculación de este curso, correspondientes al primer semestre, los idiomas que más crecen son el chino y el alemán. “Creo que la gente que elige alemán o chino son personas que buscan diferenciarse con el conocimiento de estas lenguas. El aprendizaje del inglés está muy extendido y también en francés, por una cuestión de cercanía geográfica y cultural”, añade Susanna Goñi.

En la mayoría de los casos, el objetivo de aprender una segunda, incluso una tercera lengua, está vinculado a la búsqueda de un puesto de trabajo. La mayoría de los alumnos lo hace pensando en su futuro profesional. “Tienes siempre alguna persona que lo hace por una inquietud personal y cultural, pero son casos puntuales; la mayoría tienen metas profesionales, ya sea a la hora de encontrar un nuevo empleo o para mejorar su trabajo actual; o incluso para tener acceso a más documentación. Yo cuento, por ejemplo, con muchos estudiantes de Teología, Filología o Filosofía que necesitan un conocimiento más profundo del idioma para consultar textos académicos”.

Susanna Goñi
 
Susanna Goñi
Alemán

“Creo que la gente que elige alemán o chino son personas que buscan diferenciarse con el conocimiento de estas lenguas. El aprendizaje del inglés está muy extendido y también en francés, por una cuestión de cercanía geográfica y cultural"

En el caso del chino, tal y como afirma la profesora Francisca Wang, a este desarrollo profesional se une una inquietud cultural. “China es un país potente a nivel mundial. Una carrera universitaria y el conocimiento del chino puede favorecer la búsqueda de un puesto de trabajo”. Además, “es un idioma exótico, que está de moda”, continúa. “La lengua china tiene un componente cultural muy importante que a los alumnos les resulta muy interesante. Por ejemplo, cuando aprenden a escribir chino se sorprenden realmente”.

Francisca Wang
 
Francisca Wang
Chino

“La lengua china tiene un componente cultural muy importante que a los alumnos les resulta muy interesante. Por ejemplo, cuando aprenden a escribir chino se sorprenden realmente"

El Instituto de Idiomas apoya la docencia en grados, doctorados y servicios de la Universidad de Navarra. Imparte 32 cursos de preparación para certificación oficial y otros 65 curos de aprendizaje general, además de otras actividades más específicas como distintas modalidades en cursos de conversación, apoyo a la traducción de expedientes y asesoramiento de alumnos, entre otras.