Detalle Publicación

CAPÍTULO DE LIBRO
Ocho años promoviendo transferencia de conocimiento cívico. Proyecto Parlamento Cívico
Libro: La transferencia de conocimiento en educación. Un desafío estratégico
Editorial: Madrid: Narcea
Fecha de publicación: 2020
Página Inicial - Final: 119-133
ISBN: 978-84-277-2680-2
Resumen: Resumen En el contexto social actual está emergiendo la necesidad de un nuevo modelo de Universidad más comprometido con la comunidad y su mejora (Rhoads, 1997). Aunque la Universidad está esencialmente vinculada a la generación de conocimiento y al desarrollo general, es incuestionable que tiene una función social, por ser una de las instituciones garantes de los valores universales y del patrimonio cultural (Delors, 1996; Tobarra, 2004). Esta denominada tercera misión de la universidad, referida a su compromiso social, se concreta en preparar a los universitarios tanto para su incorporación al mundo del trabajo como para ejercer la ciudadanía activa, dispuestos a mejorar y transformar la realidad social (Martínez y Esteban, 2005; Kronman, 2007; Rochford, 2008; Naval et al., 2011). La centralidad de la dimensión social universitaria está pasando a constituir una de sus principales señas de identidad y de ella se deriva la necesidad de suscitar profesionales cualificados y ciudadanos comprometidos, reflexivos y críticos. Para Martínez (2010) la principal tarea de la Universidad se enfoca en la formación de profesionales y ciudadanos, convirtiéndose en lugar privilegiado para aprender a ser y a convivir juntos en sociedades plurales y diversas. Una forma de afrontar estos retos pasa por revitalizar sus fines propios: docencia, investigación y transferencia de conocimiento. Sin duda transferir conocimiento contribuye a la mejora de la sociedad y al bien común. Cuanto más si el conocimiento transferido contribuye a conformar una identidad ciudadana democrática y participativa. Este es el objetivo de la experiencia que presentamos, fruto de la colaboración entre el Parlamento de Navarra y la Universidad de Navarra. Desde 2010 se han llevado a cabo diversas actividades e iniciativas con el fin de presentar a la sociedad la ciudadanía activa como algo deseable y posible. Nos propusimos poner al servicio de la institución parlamentaria la investigación y recursos trabajados para generar una mejora en la ciudadanía. En un escenario en el que la confianza en las estructuras políticas tradicionales está cayendo, la colaboración entre instituciones para hacer conscientes a los ciudadanos de su irrenunciable aportación a la sociedad se presenta oportuno y deseable (Naval, Arbués y Sádaba, 2016).