Detalle Publicación

ARTÍCULO
Ictus isquémico de causa inhabitual. Trombosis venosa cerebral. Infarto cerebral silente
Título de la revista: MEDICINE (ELSEVIER)
ISSN: 0304-5412
Volumen: 12
Número: 70
Páginas: 4108 - 4119
Fecha de publicación: 2019
Lugar: Scopus
Resumen:
El ictus isquémico de causa inhabitual representa el 8% de los infartos y el 30% en los adultos jóvenes. Se caracteriza por su heterogeneidad etiológica y puede ser la primera manifestación de la enfermedad de base o una complicación evolutiva más. Los síntomas/signos asociados a la enfermedad subyacente suelen orientar el diagnóstico. El tratamiento es el de la enfermedad de base, si resulta posible, y los fármacos antitrombóticos. La oclusión trombótica de las venas encefálicas y senos durales es más frecuente en adultos jóvenes y predomina en las mujeres (3:1). Las trombofilias hereditarias, embarazo y puerperio, anticonceptivos orales, neoplasias, arteriopatías inflamatorias e infecciones son los principales factores de riesgo. El síntoma más frecuente es la cefalea. Los principales síndromes de presentación son: hipertensión intracraneal aislada, encefalopatía subaguda y cuadro focal. Se trata con anticoagulantes y su pronóstico es generalmente bueno.