Transition to adulthood of Roman young people in Navarra

Entrevista a Ángela Vázquez, alumna interna colaboradora del proyecto de investigación

Ángela Vázquez cursa actualmente 3º de Pedagogía y, además, es alumna interna colaboradora del proyecto de investigación 'La transición a la vida adulta de jóvenes de la comunidad gitana en Navarra'. Le agradecemos desde aquí su implicación y el habernos compartido su experiencia…

Descripcion de la imagen
Ángela Vázquez. FOTO: Cedida
08/03/17 13:25 Araceli Arellano

Háblanos un poco de tus prácticas…

Estoy realizando las prácticas del grado de pedagogía en el mismo centro en el que estudié: CPEIP San Miguel de Noáin. Concretamente, trabajo en el despacho de orientación, de lunes a viernes de 9 a 14h. Es un centro comarcal de Infantil y Primaria, donde acuden alumnos principalmente de Noáin y de los Valles de Elorz, Ibargoiti y Unciti. Mi trabajo se contextualiza en la UAE (Unidad de Apoyo Educativo) formado por la orientadora de castellano, el orientador de euskera, las profesoras de pedagogía terapéutica y de audición y lenguaje.

Una vez conocida la realidad del centro y sus necesidades, he optado por orientar mis prácticas hacia la atención del alumnado gitano. En ese sentido, colaboro con la orientadora, la responsable de convivencia, la profesora de apoyo que trabaja directamente con los alumnos/as y una trabajadora de la Fundación Secretariado Gitano que acude al centro para apoyar en la realización de tareas a los alumnos gitanos. Además, todo el equipo de trabajo se coordina con la trabajadora social del Servicio Social de Base.

En el centro en el que estás realizando las prácticas, ¿hay presencia de alumnado gitano?

En general, en Noáin existe un porcentaje amplio de población gitana. Pero si ponemos la mirada en el centro educativo donde yo me encuentro, actualmente hay 766 alumnos matriculados entre Infantil y Primaria, de los cuales aproximadamente un 7% son gitanos. Aunque sí hay diferencias entre etapas y cursos, por ejemplo, en 1º de Infantil no existen alumnos gitanos matriculados; aunque sí en 2º y 3º (donde, sin embargo, existe un grado alto de absentismo). Prácticamente, la realidad es que los alumnos comienzan a asistir en 1º de primaria, aunque todavía de manera irregular. Es uno de los objetivos de trabajo del centro; conseguir que la asistencia y presencia de los alumnos sea sistemática y regular.

¿Qué tipo de iniciativas se desarrollan con el alumnado gitano? ¿Cuáles son las prioridades del centro?

Existen actualmente dos objetivos principales que se están trabajando con el alumnado gitano: reducir el absentismo a través del protocolo de absentismo que existe en el centro y mejorar la convivencia en este. Para ello, se cuenta con una serie de recursos: El Plan de Convivencia General, la Comisión de Convivencia y la Responsable de Convivencia.

Concretamente, además, desde el centro se están llevando a cabo diversas iniciativas. En primer lugar, una mesa de trabajo formada por la Trabajadora Social del Servicio Social de Base de Noáin, representantes del centro educativo (la responsable de convivencia y la orientadora), madres representantes de alumnos gitanos y la APYMA. Estas madres gitanas son mujeres muy implicadas en la educación de sus hijos y que además están intentando transmitir el mensaje de la importancia de la educación a otras madres que quizá lo desconocen. Por otro lado, existe un Programa de Apoyo que se da en horas lectivas a los alumnos con desfase curricular y un Programa de Apoyo a tareas impartido por la trabajadora del Secretariado Gitano. Consiste en que dos días a la semana una vez finalizadas las clases, se quedan en el colegio para realizar las tareas. Lo que se busca es que se hagan responsables de sus propias tareas, que aprendan a utilizar la agenda, a sacar los materiales necesarios para estudiar un determinado examen, etc. De esta manera, se pretende crear un hábito y lograr que sean autónomos en este sentido para que cuando finalicen con este apoyo sean capaces de realizarlo por ellos mismos. Además de con el Secretariado Gitano, el centro también colabora con la Federación de Asociaciones Gitanas de Navarra Gaz Kaló.

Además, la Orientadora, la Responsable de Convivencia, la Responsable del Programa de Apoyo, la responsable del Programa de Apoyo a tareas y yo estamos acudiendo a un curso de formación titulado Educación inclusiva e intercultural con la comunidad gitana impartido por Javier Arza (Profesor del Departamento de Trabajo Social, Universidad Pública de Navarra),  Mari Carmen de Carlos (IES Río Arga de Peralta)  y Ricardo Hernández (Gaz Kaló). Es un curso de 12 horas de duración donde se trabaja la historia del pueblo gitano, los componentes de la identidad cultural gitana, los factores que influyen en la situación de desigualdad en educación de la comunidad gitana, los principios metodológicos fundamentales de la educación inclusiva e intercultural y la descripción de buenas prácticas y herramientas en educación inclusiva e intercultural especialmente vinculadas con la comunidad gitana.

¿Cuáles son las principales dificultades que percibes en la atención del alumnado gitano?

La principal dificultad que he percibido ha sido el tema del absentismo. Se ha avanzado mucho en este tema pero todavía queda mucho camino por recorrer. Por otro lado, es complejo también el tema de la convivencia, y el cumplimiento de ciertas normas (la puntualidad, respetar los lugares del patio correspondientes a cada curso, normas en ciertas asignaturas concretas como la educación física…). El hecho de que algunos alumnos gitanos no respeten este tipo de reglas, lleva a cierta incomodidad por parte de otros niños y familias que se sienten molestos, al percibir que –de alguna manera- no se les exige lo mismo que al resto.

Otra de las dificultades que he encontrado en el centro es el desfase curricular que tienen un gran número de ellos. El hecho de no acudir a clase en ninguno de los 3 años de infantil, hace que comiencen la primaria sin haber adquirido ciertas habilidades, que sí son frecuentes en otros niños: por ejemplo, relativos al inglés, a los prerrequisitos de la lectoescritura, o el hecho de conocer al resto de compañeros. Esto hace todavía más difícil su incorporación porque además en 1º de Educación Primaria ya está implantado el PAI donde la mitad de sus asignaturas son en inglés. Todo ello hace que los alumnos vengan desmotivados a clase porque ellos mismos son conscientes de sus dificultades y de que sus compañeros son capaces de realizar ciertas actividades que ellos no. Por otro lado, unido a la desmotivación, cabe destacar que generalmente no encuentran sentido a lo que aprenden y esto es una dificultad más que hace que en muchas ocasiones no quieran venir al colegio También he podido apreciar la falta de implicación familiar, aunque he de decir que cada vez se está consiguiendo un mayor acercamiento al colegio, todavía queda un largo camino por recorrer.

A pesar de las dificultades, sin embargo, y comparando con la situación de hace algunos años, sí que se ha avanzado. Veo ciertos aspectos positivos respecto a cuando, por ejemplo, yo iba al colegio. En esos años, no había muchos de estos problemas pero porque el alumnado gitano directamente no estaba presente en el centro, o acudía mucho menos de lo que hace ahora. Por eso, me quedo con la idea de que existen todos estos retos, en parte, porque se está reduciendo el absentismo de este alumnado.

¿Cuáles son los aprendizajes más valiosos que te está aportado esta experiencia?

A nivel personal, la experiencia de mis primeras prácticas de pedagogía está siendo la más satisfactoria de los tres años que llevo de carrera. Concretamente, el tema del alumnado gitano siempre ha sido un tema que me ha llamado la atención porque siempre he tenido compañeros de clase gitanos e incluso amigos.

A nivel profesional, he podido conocer otro tema que forma parte de la atención a la diversidad, la cual considero es el pilar básico de un centro. Me ha aportado una visión mucho más amplia, conocer a gitanos formados, con ganas de aprender y motivados... Ahora siempre intento ponerme en su lugar, entender que es muy complicado decidir obtener una formación cuando no tienes un referente.

¿Hay algún área en la que te gustaría formarte más, una vez que has visto la “realidad” educativa (concretamente, en el caso de alumnado gitano?

Me gustaría conocer en profundidad la cultura de la etnia gitana y aprender a respetar y tolerar sus valores, en definitiva entender mejor la cultura gitana para que me ayude a responder de forma más ajustada a sus necesidades.

¿Cómo crees que desde la universidad se podría mejorar la situación y atención educativa de alumnado gitano? ¿Cómo se podría colaborar entre centros educativos y universidad?

Considero que debería aparecer al menos en una asignatura de Educación Inclusiva porque es una realidad cada vez más frecuente, porque se está logrando que vayan cada vez más al colegio. Es muy complicado luchar para lograr que estas familias sean conscientes de la importancia de llevar a sus hijos al colegio y que sepan que si no les están privando de un derecho fundamental como es la educación. Por tanto, creo que sería interesante que se nos ofrecieran algunas pautas para poder trabajar con ellos.

Para terminar, me gustaría añadir que es muy importante tener siempre presente que no podemos pretender implantar algo sin tener en cuenta su cultura, sus tradiciones, su historia, sus valores, etc. Se trata de intentar comprenderles y trabajar con ellos en una misma dirección. 

Contact

Araceli Arellano Torres
Main researcher
aarellanot@unav.es

General contact:
School of Education and Psychology
31009 Pamplona
Spain

+34 948 425 600
aarellanot@unav.es