Pedro Uruñuela: "Aprender a convivir es el aprendizaje fundamental y el gran reto del sistema educativo"

Última sesión del Parlamento Cívico en 2015

Descripcion de la imagen
Pedro Uruñuela, durante la conferencia. FOTO: Adolfo Suárez
27/11/15 18:04 Nagore Gil

El pasado 25 de noviembre tuvo lugar la última de las sesiones de 2015 del Parlamento Cívico, iniciativa impulsada por el Parlamento foral y la Universidad de Navarra, que este año ha tenido como eje central el Aprendizaje-Servicio.

En esta ocasión, la perspectiva abordada fue el "Aprendizaje-Servicio y la Educación para la Convivencia", sesión que tuvo como ponente al Catedrático de Bachillerato, miembro fundador de la asociación "Convives" y del Grupo Promotor del Aprendizaje-Servicio de Madrid, Pedro Uruñuela.

Partiendo desde un planteamiento general, Uruñuela expuso qué se entiende por Aprendizaje-Servicio y cuál es su conexión con la Educación para la Convivencia, un reto educativo fundamental esto último, ya que, según él, "hoy, más que nunca, en un mundo globalizado como en el que vivimos, en el que ya la interculturalidad está tan presente, aprender a convivir es un aprendizaje fundamental, y debe ser el gran reto del sistema educativo".

La metodología del Aprendizaje-Servicio ayuda, según Uruñuela, a "establecer relaciones con uno mismo, con las demás personas, y con el entorno. Estas relaciones deben estar fundamentadas en la dignidad de la persona, la paz positiva y en el respeto a los Derechos Humanos".

El Aprendizaje-Servicio es una metodología que abarca una dimensión ética, vinculada a los valores, una dimensión política, una dimensión cívico-social y una dimensión cultural. Supone ir aprendiendo durante el proceso, dando respuesta a unas necesidades sociales, ofreciendo un servicio a la comunidad, ya que, según el fundador de "Convives", "los niños y los jóvenes ya son ciudadanos capaces de provocar cambios en su entorno".

Con un enfoque proactivo, apostando por la prevención y la inclusión, Uruñuela abordó también las situaciones de quiebra de convivencia en las aulas: el bullying, la violencia de género, el ciberbullying o las "conductas disruptivas", a través de las cuales los alumnos impiden que los profesores puedan impartir sus clases.

Apostando siempre por modelos que fomenten los derechos y las responsabilidades, que den alternativas a las sanciones y faciliten normas para la convivencia, Uruñuela apuntó para una buena gestión del aula, "llevar a cabo planes de convivencia e igualdad, trabajando la inteligencia interpersonal, implantando la transformación pacífica de los conflictos, dando protagonismo al alumnado y a las familias, con apertura al entorno".   

Vídeos de la Universidad

Noticias