Saltar al contenido
Universidad de Navarra

 

PROYECTARSE HACIA EL VOLUNTARIADO
 

Trece países en vía de desarrollo han abierto sus puertas este verano a los estudiantes de la Universidad. Más de 150 alumnos de diferentes facultades han aprovechado sus vacaciones para colaborar en proyectos de cooperación.

 


TEXTO: NATALIA CELIS SOLÓRZANO
FOTOGRAFÍAS: CEDIDAS

La solidaridad y la empatía se desarrollan más allá del campus. Y Tantaka, banco de tiempo solidario de la Universidad, organiza diferentes proyectos a nivel internacional y regional. Más de 150 alumnos han formado parte de ellos durante el verano en Camerún, Costa de Marfil, El Congo, Filipinas, Guatemala, Honduras, Kenia, Tanzania, Rumania, Líbano y Perú. Lo han hecho con diferentes proyectos: cuidado de niños con discapacidad, atención médica, labor humanitaria con refugiados, jornadas de formación y capacitación en diversos temas de salud, educación y desarrollo. Pero también hay otros alumnos que han cogido su mochila y han viajado a países como Uganda o Etiopía a poner su granito de arena. 

Los alumnos han logrado conocer de cerca una realidad que poco tiene que ver con lo que se palpa en las noticias viviendo una nueva experiencia, en ocasiones, culturalmente muy diferente, que les enriquece y les ayuda a apreciar lo que se tiene, a aceptar nuevas formas de hacer, empatizar con otras realidades y aumentar la inquietud por cambiar el mundo.

TRES EJES: COOPERACIÓN AL DESARROLLO, VOLUNTARIADO SOCIAL Y DISCAPACIDAD

Durante el curso académico, la Universidad imparte tres programas formativos para entender la cooperación al desarrollo, voluntariado social y personas con discapacidad. Además, en el ambiente universitario se intenta crear conciencia de las complejas realidades a las que otros se enfrentan. Hay diversidad de razones que motivan a los alumnos voluntarios a servir a los demás, pero la experiencia en cooperación internacional se fundamenta en la voluntad por mejorar la realidad.

Virginia Puente, estudiante de 4º de Química y Bioquímica, expresa que siempre ha tenido la intención de hacer voluntariado. “Tenía la idea de ir al campo de refugiados en Grecia, pero me recomendaron que en mi primera experiencia internacional fuera con un grupo”, apunta. Ella ha pasado tiempo de su verano en Rumanía acompañando a niños con discapacidad. Virginia sostiene que ha sido una experiencia que le ha dado más “humanidad”.

Luis Guijarro (4º de Publicidad), en una escuela para niños sirios de la ONG italiana AVSI. CEDIDA


Viajar a otro continente y sumergirse en un contexto cultural diferente obliga a comparar y reflexionar sobre esa realidad. La convivencia diaria con la comunidad y sus costumbres despierta los sentidos hacia la amabilidad, humildad y sencillez con los que otros viven. Luis Guijarro, estudiante de 4º de Publicidad, enfatiza que estar en el Líbano le cambió su percepción de la crisis migratoria: “Vamos con la idea que el refugiado es pobre, pero en realidad es todo lo contrario, son gente como tú y como yo. Ahora me doy cuenta de la necesidad del voluntariado porque nos ayuda a empatizar con otra realidad. Estoy inquieto por seguir contribuyendo a cambiar las cosas”.

A pesar de estas experiencias internacionales, no es necesario volar a otro continente para conocer y ayudar en causas sociales. Aquí también nos necesitan, y el 26 de septiembre tendrá lugar Solidariun, una jornada dedicada a los proyectos solidarios promovidos por la Universidad.

TANTAKA, DONDE LA SOLIDARIDAD NO DESCANSA

Durante el curso 2017-2018, 1.190 voluntarios participaron en los 1.465 voluntariados realizados. Con 50.921 horas invertidas en acciones sociales, estos voluntarios reafirman que la solidaridad sigue muy latente en el campus. Las cifras hablan por sí solas: 145 proyectos ofertados y 134 asociaciones colaboradoras.

En el plano internacional, 15 proyectos se desarrollaron el curso pasado; unos proyectos comprometidos con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, fijados por la ONU. "Con el voluntariado internacional ofrecemos la oportunidad de acercar ese mundo a la Universidad, de poder colaborar para hacer más digna las vidas de muchas personas que no tienen la misma suerte que nosotros", señalan desde Tantaka. 

Tú también puedes hacerte voluntario. Y es que que todos tenemos tiempo de cambiar las cosas; también en verano. Porque como apunta uno de los lemas de Tantaka, la solidaridad no descansa. 

 

153
ALUMNOS HAN PARTCIPADO EN 15 PROYECTOS DE COOPERACIÓN
DURANTE ESTE VERANO PROMOVIDOS POR TANTAKA

 

Virginia Puente (4º de Química y Bioquímica) estuvo de voluntaria en Rumanía. CEDIDA

[Clicando en cada punto del mapa podrás conocer los testimonios de los alumnos]

 

Aviso

La Universidad de Navarra utiliza cookies propias y de terceros para mejorar sus servicios, elaborar información estadística y analizar de forma agregada los hábitos de navegación de los visitantes de su página web. Esta información se comparte con terceros cuya relación se incluye en la Política de cookies. Al clicar en “Aceptar”, acepta el uso de estas cookies, pudiendo revocar su decisión cuando lo desee.

Aceptar