Ruta de navegación

Aplicaciones anidadas

texto-inicio-1

La Escuela de música de Daroca (Zaragoza), el Museo, Residencia y la Universidad de Amsterdam, un albergue de peregrinos en Puenta la Reina (Navarra), la regeneración urbana en la era del Big Data, o un espacio para el conocimiento de las especies y la cultura en Galápagos (Ecuador) , son algunos de los trabajos que los alumnos de último curso de la Escuela de Arquitectura han desarrollado este año en sus Proyectos Fin de Grado (PFG). Algunos de estos trabajos fueron presentados por sus autores el pasado viernes, 24 de junio, en el Aula Magna de la Escuela.

“Este trabajo de arquitectura, de naturaleza profesional, le permite al alumno la ejecución técnica y administrativa de los edificios de que sea objeto, y pretende ser tanto un ejercicio de síntesis de capacidades y conocimientos parciales adquiridos en el transcurso del proceso formativo, como un ensayo general de integración de todas las materias cursadas para la práctica del oficio”, señala el arquitecto y profesor Julio Clúa, coordinador de los PFG. “Entre los trabajos de este año hay varios  de una excepcional capacidad desde la propia concepción del proyecto, a los recursos empleados en su desarrollo y presentación y la metodología del trabajo, así como sus posibles implicaciones a futuro”, sostiene.

A través de los PFG, el alumno adquiere una serie de competencias fundamentales de cara a su carrera profesional, como son la capacidad para desarrollar un proyecto de ejecución de un edificio completo con la definición suficiente para permitir su construcción, o la capacidad para elaborar la documentación necesaria (memoria, pliegos, planos y presupuesto) para llevar a cabo un proyecto de ejecución de edificación, entre otros.  

texto-inicio-2