Entorno económico


Entorno económico

En el panorama internacional existen o se prevén diversos riesgos que pueden afectar a la evolución de los Mercados. En Estados Unidos, por ejemplo, los datos de crecimiento del Producto Interior Bruto se han mantenido en el 3%. Pero, por otro lado, en los últimos meses ha continuado el aplanamiento de la curva de tipos de interés, que ha bajado considerablemente a lo largo del curso. Este descenso, que se dio por última vez en 2007, despierta temores en cuanto al ciclo económico ya que el aplanamiento sirve de aviso de debilidad en el crecimiento económico.

El conflicto comercial entre EEUU y China parece que continuará lo que es un riesgo que puede afectar al crecimiento, pues aunque teóricamente las barreras comerciales son sectoriales y afectan a 50 mil millones de USD (en una economía de 20 billones) existen riesgos indirectos incuantificables.

En Europa, las compras mensuales del Banco Central Europeo se reducen a 15.000 millones de euros entre septiembre y diciembre y parece que finalizarán en 2019 con una posible subida de tipos para finales de dicho año. La recuperación de las cifras de la cartera de pedidos o la estabilización de las encuestas al sector servicios con una inflación controlada apoyan al endurecimiento paulatino de la política monetaria. El crecimiento interanual se mantiene en un 2,2%. Otros acontecimientos como la salida del Reino Unido de la Unión Europea o el acuerdo entre Trump-Juncker también se verán reflejados en la evolución del mercado.

Por otra parte,  en cuanto a los indicadores adelantados de la economía japonesa, se dan datos contradictorios, por un lado el Japan Composite Index se mantiene por encima de 100 y el PMI Markit Manufacturing por encima de 50 que indican expansión y por otro lado la confianza de los consumidores sigue débil a pesar de las alzas salariales. El gobierno japonés espera un crecimiento del 1,5 % en 2019.