Cultura Emocional e Identidad - CEMID

InMedio

InMedio

En el mundo actual, globalizado e hiperconectado, los espacios –físicos o virtuales– de contacto, transferencia e interacción se transforman y multiplican: entre otros, los fenómenos de movilidad a gran escala y la creciente velocidad de las comunicaciones generan formas de contacto y convivencia sin precedentes. Estas nuevas formas de movilidad y comunicación muy a menudo no solo no contribuyen a resolver o mitigar los conflictos sociales ya existentes (choques culturales, luchas de poder, disensiones identitarias, etc.), sino que dan lugar, a su vez, a nuevas formas de disputa y asimetría social.

En los contextos de conflicto, se dé este a grande o pequeña escala, en la esfera pública o privada, el papel de los mediadores ha emergido siempre como necesario para examinar y preservar colaborativamente los vínculos sociales, en tanto que figuras de contrapunto (terceras personas o third-party subjects) (in)formalmente reconocidas por los participantes en conflicto como capaces de establecer espacios de mutua comprensión. No hace falta subrayar que hoy en día se necesitan mediadores más que nunca, y son varias las disciplinas (Psicología, Derecho, Comunicación o Ciencia Política) que de un modo u otro contribuyen a la investigación y a la formación de mediadores, y cuyas aportaciones han sido necesarias para consolidar el espacio de intersección conocido como Mediation Studies, estrechamente relacionado con el campo de Dispute Resolution. Ambos emergieron en primera instancia con fines de acción, más que de reflexión conceptual: la propia naturaleza de la mediación como intervención, (más o menos) urgente, destinada a lograr acuerdos del modo más eficaz posible, ha propiciado que los Mediation Studies sirvan, ante todo, como espacios de formulación normativa de buenas prácticas (en qué consiste ser un buen mediador; en qué contextos resulta más eficaz o aconsejable proponer un tipo u otro de mediación; etc.), más que de auténtica aproximación reflexiva a las características y condiciones mismas del acto de mediar, como paso previo necesario para formular propuestas de buena praxis.

El proyecto InMedio parte de esta necesidad de dotar de profundidad teórica a la reflexión interdisciplinar sobre el acto de mediar, con planteamientos conceptuales que se deriven, además, del análisis empírico de contextos reales de mediación. InMedio se propone, así, construir un modelo integrado e interdisciplinar de análisis de la mediación potencialmente aplicable a cualquiera de sus contextos de práctica, y basado en aportaciones de la Lingüística pragmática, el Análisis de la Conversación, la Sociología relacional y la Fenomenología, principalmente. Este modelo atiende al espacio nuclear comunicativo-interactivo y social de todo proceso de mediación y, en una segunda fase, se somete a una revisión empírica crítica, basada en el análisis de dos corpus de interacción real de diversa naturaleza, que ofrecen vías de práctica no institucionalizada de la mediación. Por un lado, el modelo se aplica al examen de un corpus de discursos de odio extraído de medios digitales, en el que se dan, de modo paralelo, intentos heterogéneos de mediación en la esfera pública; y, por otro, se explora la operatividad de nuestro modelo para el análisis de la mediación en contextos informales, con base en un corpus de interacciones conversacionales reales en las que está presente de modo central alguna forma de (des)acuerdo.

Coordinador


Inés OlzaInés Olza
iolzamor@unav.es
Grupo: Cultura Emocional e Identidad (CEMID)

Equipo


Cristina Bastidas
Sofía Brotóns
Sergio Clavero
Mariano Crespo
Alejandro N. García
Ana Marta González
Esther Linares
Mariana Riojas
Almudena Rivadulla