El 21 de diciembre de 2020 murió, junto a la primera piedra de la Universidad de Navarra, quien fue el tercer rector de la institución, Francisco Ponz. Con 101 años, dedicó casi toda su vida a la Universidad. San Josemaría lo nombró rector en 1966 y ocupó el cargo hasta 1979. Luego siguió como vicerrector hasta 1992 e impartió clases hasta su jubilación en 1997. Fue catedrático de Fisiología Animal, dirigió una treintena de tesis doctorales, publicó más de 170 artículos y fundó y dirigió la Revista Española de Fisiología.  

“Don Francisco Ponz fue un gran rector porque sobre todo entendió lo que San Josemaría Escrivá quería que fuese esta Universidad: un lugar con una identidad cristiana, abierto a todo el mundo, que debía tener un impacto en los estudiantes, en las personas que aquí trabajan y después en el mundo entero a través de la investigación”, ha destacado el rector de la Universidad, Alfonso Sánchez-Tabernero. “Me parece revelador que haya fallecido junto a la primera piedra del edificio Central. Él dedicó casi toda su vida a impulsar esta Universidad, con gran acierto, con todo su saber intelectual  y con toda la pasión de su corazón. Era una persona con proyecto, esperanza, afán de servicio, que deja en la Universidad una huella imborrable”.

Además, el Gran Canciller, don Fernando Ocáriz, ha enviado una carta al rector en la que expresa sus condolencias. "Me ha impresionado saber que ha fallecido en la entrada del Edificio Central, a pocos metros de donde se encuentra la primera piedra de la Universidad. También don Francisco representa un pilar, un cimiento de la Universidad de Navarra, a la que ha servido con dedicación y espíritu de servicio, hasta el último día. Pienso que todos en la Universidad sentimos, junto a la pena, una profunda gratitud por el legado que hemos recibido con su vida. Los que vengan detrás podrán mirar siempre el ejemplo de un profesor preocupado de sus alumnos, un investigador riguroso, un gobernante prudente y delicado, un cristiano cabal".

El velatorio está instalado en el Salón de Grados de la Universidad.

El funeral será el miércoles 23 de diciembre, a las 18h., en la Parroquia de San Miguel.