Joseph Ratzinger: Doctor Honoris Causa en 1998

Imagen subrayado titulo

El cardenal Joseph Ratzinger fue investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Navarra en una ceremonia celebrada el 31 de enero de 1998. Junto a él, recibieron la distinción el economista Julian Simon y el catedrático Douwe Breimer.

En la laudatio que leyó para presentar al nuevo Doctor, el profesor Pedro Rodríguez subrayó su "inteligencia preclara y esa manera vigorosa de hacer Teología", así como su papel al frente de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe y "el impacto de sus intervenciones doctrinales en una época tan problemática como la del final de este segundo milenio, que son algo patente y manifiesto a todos, aunque no cultiven el oficio de la ciencia teológica".

Tras la intervención de los tres nuevos Doctores honoris causa, tomó la palabra el Gran Canciller de la Universidad de Navarra, Mons. Javier Echevarría, quien destacó la categoría intelectual y personal de los nuevos Doctores. Del Cardenal Ratzinger resaltó su contribución, "de manera muy relevante, a la ingente tarea de un Pontificado -el de Juan Pablo II- que se demuestra providencial para la Iglesia, por su empeño en la aplicación auténtica del Concilio Vaticano II y por la preparación gozosa de una nueva evangelización para el tercer milenio".