Alimentos y nutrientes

Imagen subrayado titulo

Los alimentos nos aportan los nutrientes que el cuerpo necesita para llevar a cabo sus funciones adecuadamente. Según la función que desempeñan, podemos clasificar los nutrientes en:

  • Nutrientes con función energética: hidratos de carbono y grasas

  • Nutrientes con función estructural o plástica: proteínas

  • Nutrientes con función reguladora: vitaminas y minerales

Estos nutrientes se encuentran repartidos de forma desigual en los alimentos, por lo que para que la dieta nos aporte todos ellos en las cantidades adecuadas, es recomendable incluir una gran variedad de alimentos a lo largo del día. De esta forma nos aseguramos que estamos tomando todos los nutrientes que necesitamos.

Los alimentos se pueden clasificar en función del nutriente que predomine en cada uno de ellos, como se representa en la Rueda de los Alimentos (SEDCA, 2007):

  1. Lácteos y derivados. Son fuente de proteínas y minerales como el calcio.

  2. Alimentos proteicos. Se incluyen las carnes, los pescados, los huevos y los frutos secos. Estos últimos son también una fuente importante de grasa muy beneficiosa para la salud cardiovascular.

  3. Alimentos hidrocarbonados. Se incluyen los cereales y sus derivados, los tubérculos y las legumbres. Las legumbres, además de aportarnos hidratos de carbono, constituyen una fuente importante de proteínas vegetales. Los cereales integrales además ayudan a aumentar el contenido en fibra de la dieta.

  4. Verduras y hortalizas. Nos aportan agua, nutrientes reguladores (vitaminas y minerales) y fibra. Contienen sustancias vegetales antioxidantes de gran importancia para la salud.

  5. Frutas. Son fuente de agua, nutrientes reguladores y fibra. Al igual que las verduras contienen antioxidantes importantes para la salud.

  6. Grasas, aceites y mantequillas. Dentro de este grupo destaca el aceite de oliva por su importante papel protector frente a las enfermedades cardiovasculares.