Roma, 1960: el primer deportista navarro que consiguió ser famoso

Roma 1960

A los Juegos Olímpicos de Roma del año 1960 viajaron dos deportistas navarros, Miguel de la Cuadra Salcedo en Atletismo y el militar Joaquín Villalba Sánchez de Ocaña en Pentatlón Moderno.

Aun siendo madrileño de nacimiento, él siempre se reconoció como navarro.

Miguel de la Cuadra Salcedo nació en Madrid, aunque el siempre se consideró navarro. A los cinco años, sus padres se trasladaron a vivir a Pamplona, la capital navarra. Estudió en el Colegio San Francisco Javier de los Jesuitas en Tudela (Navarra) y posteriormente estudió la carrera de perito agrícola, aunque la carrera en la que destacó fue la de atleta.

Durante casi toda su carrera deportiva compitió sin equipo como independiente. En el año 1960 formó parte de la sección de Atletismo del Real Madrid C.F. Durante su carrera deportiva consiguió un total de nueve campeonatos de España: seis en disco, dos en peso y uno en lanzamiento de martillo, además de varias plusmarcas nacionales en lanzamiento de martillo y disco. También participó en los Juegos Olímpicos de Roma 1960, representando a España, en la prueba de lanzamiento de Disco.

Batió la plusmarca mundial de jabalina con una técnica adaptada por Félix Erausquin, la del lanzamiento de barra vasca. Ante la peligrosidad que ofrecía esta técnica para lanzadores inexpertos, la IAAF se vio en la obligación de modificar el reglamento por dos veces, incluyendo en el reglamento que ni el lanzador ni la jabalina podían estar orientados en ningún momento del lanzamiento de espaldas a la zona de lanzamiento. Esta marca no se homologó pese a ser la modificación posterior al lanzamiento.

Miguel de la Cuadra Salcedo

Miguel de la Cuadra falleció a los 84 años en Madrid el 20 de mayo de 2016

Por su parte, Joaquín Villalba nació en Pamplona el 29 de septiembre de 1928. De familia militar. Su padre estaba destinado en Pamplona. Joaquín también hizo la carrera militar en el arma de Infantería, llegó a ser General de Brigada y Gobernador Militar de Cádiz

Participó en los Juegos de Roma con el equipo español de Pentatlón Moderno en el que quedó clasificado en el puesto 44.

Falleció en Madrid el 26 de noviembre de 2007.